La provincia aragonesa de Teruel siempre se ha sentido marginada. Hasta hace poco era la única provincia del Estado español que no tenía autovías recorriendo su territorio (ahora la Autovía Mudéjar). Además, apenas tiene una vía de tren, la Zaragoza-Sagunto (hace años tenía otra vía, Caminreal-Calatayud, suprimida hace tres décadas por deficitaria).

La Coordinadora Teruel Existe [VIDEO] se manifestó en Zaragoza, capital de Aragón, el pasado 6 mayo, reivindicando que necesitan inversiones españolas y europeas “para este trocito de la España vacía”. Dicen “vacía” por que es de las zonas del país menos habitadas, aunque con más habitantes que la provincia de Soria (Castilla-León), con apenas 90.000 habitantes, pero con muchos pueblos de pocos habitantes, los cuales huyen a las ciudades, sobre todo la gente joven.

Ya no habrá subvención para un autocar Teruel-Madrid

La gota que ha colmado el vaso de la paciencia y la dignidad turolense ha sido la supresión de subvenciones para que Teruel tenga un servicio directo de autobuses con Madrid. El Ayuntamiento de la ciudad, Aragón y el Estado se han desentendido de esto. Incluso se ha hablado despectivamente de ello desde el Gobierno aragonés: “No podemos seguir siendo los pagafantas [de este servicio con nuestras subvenciones]”. Ayuntamiento y Junta Aragonesa acusan al Gobierno Rajoy, “que impone un recorte brutal” y dicen que Aragón no puede hacerse cargo de todos los gastos.

Y es que hay un cambio de empresa para los autocares: Grupo Internacional Regular Bus (IRB) sustituye a SAMAR, y sí queda algún autobús directo a Madrid desde Teruel, poquísimos, como uno que sale a la una de la tarde los domingos, suprimiendo el que salía a las cinco menos cuarto y permitía a los estudiantes en Madrid llegar a la capital antes de la noche.

La mala comunicación dificulta atraer gente a Teruel

Teruel está muy mal comunicada con el país y tampoco hay servicio directo en tren, ya que hay que ir a Zaragoza y hacer trasbordo para ir a Madrid. Dicen que así es muy difícil convencer a la gente para que se traslade a vivir a Teruel y así aumentar el número de habitantes de la ciudad y la provincia. Y no solo la gente, también las empresas.

Emma Buj, alcaldesa turolense del PP, dice que es el Gobierno y Aragón quienes deben poner dinero de subvenciones para arreglar este preocupante tema, por que siempre han lanzado balones fuera, sobre todo el Gobierno aragonés, según ella. Cree que con más líneas de autobuses, la gente vendrá a vivir a Teruel, “lugar maravilloso”.

Los que defienden que Teruel merece mejor trato recuerdan que uno de los hijos del Presidente de EE. UU., Donald Trump, conoce la provincia por que vino una vez a cazar, lo que demuestra el interés desde el resto del mundo por la provincia. Y además, Teruel tiene un Aeropuerto que funciona, no como el de la vecina Castellón.

Hace meses, el programa “Salvados” [VIDEO] de Jordi Évole (La Sexta) ya mostró como varios pueblos casi aislados de Soria y Cuenca apenas recibían sus escasos habitantes, gente muy mayor, visitas de gente que les trae comida y servicios básicos desde lugares más poblados, a muchos kilómetros de distancia. Teruel está más habitado, pero con comunicaciones de los tiempos de la polka. Ya informamos, además, en este diario de gente de la provincia turolense, en pueblos casi deshabitados, como luchan contra su desaparición.