La adicción al sexo ocurre cuando la persona quiere tener relaciones sexuales frecuentemente, centrando sus pensamientos en el sexo en la mayor parte del día. Los adictos al sexo presentan una conducta repetitiva compulsiva que busca mantener relaciones sexuales de cualquier forma y en periodos de tiempo muy corto.

Se estima que un 6% de la población mundial sufre de adicción sexual.

¿Qué es lo normal dentro de las relaciones sexuales?

Este tema es muy controversial porque todavía no se ha definido cuánta cantidad de sexo debe tener una persona al día o a la semana para que se considere dentro de lo normal. Así que en este tema no hay reglas establecidas y no hay una cifra definida que pueda concretar los límites de las relaciones sexuales.

Lo que si se tiene claro es que cuando una persona busca frecuentemente tener relaciones sexuales, ya sea con su pareja o con varias personas a la vez presenta un trastorno sexual, ya que este deseo ocupa todos sus pensamientos e interfiere en cualquier actividad diaria y además incrementa problemas entre las parejas.

Adictos al sexo

El perfil de una persona que es adicta al sexo es casi siempre el mismo y tiene las siguientes características.

Son personas impulsivas

Casi siempre los que sufren de adicción sexual son personas impulsivas que sorprenden por su conducta repentina, algunas personas muestran síntomas agresivos y violentos. Ellas buscan satisfacer su deseo [VIDEO]en ese momento, pero luego se sienten culpables de haber recaído en su problema.

Son persistentes

Buscan cumplir su objetivo de cualquier manera e insisten hasta lograrlo.

Su conducta es la de ser ignorante a todos los problemas a su alrededor y solo buscan satisfacer sus deseos sexuales.

Sus pensamientos y su hablar se centran en los temas sexuales todo el día.

No son capaces de controlar su cuerpo

Si la persona no logra lo que quiere, se siente muy mal y con muchos sentimientos [VIDEO] de rabia que lo impulsan a conseguir lo que quieren de cualquier forma.

Casi siempre son promiscuos

Ocultan su conducta y su forma de vivir a través de las mentiras.

Se masturban frecuentemente y mantienen relaciones con otras personas a través de internet, de videos llamadas. Tienen contacto siempre con la pornografía e incluso prostitución.

Baja autoestima

Las personas adictas al sexo saben que tienen un problema, pero no logran solucionarlo. Es por esta razón que se sienten menos que los demás. Algunas también sienten que no son queridas cuando consiguen tener relaciones sexuales. La adicción sexual casi siempre se presenta en los hombres, aunque no excluye a las mujeres.

Para tratar a una persona que padece de esta adicción, se deben utilizar distintas estrategias cognitivas que ayuden en el control emocional de la persona.