Sabes perfectamente cuando estás siendo claramente ruda o mala con tu chico. Bueno, esas cosas pasan. Pero cuando utilizas frases que parecen inocentes y en realidad son dañinas, es cuando estás haciendo mayor daño en la relación. Para evitar que inadvertidamente provoques algún tipo de resentimiento en tu chico, te mostramos estas frases fatales más peligrosas, esas con las que puedes crear cicatrices duraderas.

“Eres mejor que todos los idiotas con quienes he salido”

Estarás completamente segura de que lo estas elogiando.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Pero cuando un hombre escucha eso, se le dispara una alarma. Pensará que eres una chica con una suerte terrible para las relaciones. Y como los hombres son muy racionales, pensará que lo único constante en esas relaciones eres tu….

Así que tú debes ser el problema. Eso no es todo. También pensará que, si crees que todos tus ex eran idiotas, llegará el momento en que pienses que él también lo es. Lo que le da muy poca motivación [VIDEO] para querer construir un vínculo serio y estable.

En vez de contarle sobre tus ex novios que fueron idiotas, mejor concéntrate en decirle algo como: “No había conocido a otro chico como tú, estoy pasando un momento maravilloso contigo”. Así tu elogio no está en tu contra, sino que te resultara poderoso.

“¿Puedes pagarlo sin problema?”

Si está gastando todo el dinero que no tiene en equipos electrónicos caros, en un auto carísimo o en costosos regalos para ti, es natural que le señales el error. Pero casi todos los hombres ponen un parte de su autoestima en sus finanzas, y criticar su habilidad para manejar su dinero, para él es lo mismo que llamarle fracasado.

Según expertos, señalarles ese error harán que te asemejen a lo menos sexy y menos deseable de su vida… su mamá. Por lo tanto, el tomará una actitud de hombre-niño el cual será un círculo vicioso si se riñen entre los dos.

Si estas comprometida, casada [VIDEO] o has comprado junto con el algo grande (una casa, un auto…) busca un momento neutral para hablar sobre el tema del dinero, siéntense juntos y hagan un presupuesto de lo que tienen y lo que han estado gastando para nivelar su economía. No obstante, si solo están saliendo sin compromiso, lo que él gaste en sus cosas no es, en rigor, un problema tuyo.

“Le prometí que no diría nada, pero…”

Para muchas chicas compartir un secreto con su chico es crear un poco de intimidad, es un modo de hacerle pensar que confías tanto en él, que estas dispuesta a darle información delicada. Pero quizás él lo descifre como un chisme, algo que muchos de los chicos no les gusta, lo detesta, bueno si el “chisme” tiene algo de sexo, posiblemente lo encuentre interesante.

Pero de igual manera, no le parecerá bien vender la confianza de tu amiga.

Así mismo él pensará que si no pudiste guardar alguna confidencialidad o secreto de tu amiga tampoco guardarás algo que él te cuente. Por lo tanto, él será menos abierto contigo en el futuro, sentimiento que con el tiempo puede destruir una relación. Claro que hay algunos secretos que tienes que decirle a tu chico. Pero cuando lo hagas empieza con un elogio para él.