6

¿Cómo mantener la #Motivación cuando la necesitamos y no está ahí?

De una forma u otra todos necesitamos ese punto de apoyo o ese éxtasis de energía para conseguir nuestros objetivos o alcanzar esos resultados que nos hemos propuesto conseguir. Pero, ¿por qué esa motivación unas veces aparece y otras, por el contrario, no la tenemos?

Realmente, mantener la motivación siempre de manera constante es muy difícil, es imposible (e incluso al más motivado del mundo también le cuesta). Realmente de manera constante es difícil mantener esa motivación, pues siempre vas a tener picos: unos días más motivados que otros. E incluso en un mismo día habrás podido comprobar que por la mañana temprano estás muy motivado, luego la pierdes, y luego la vuelves a tener.

Esto es normal, pues la motivación es un estado momentáneo -fruto del momento- muy similar al sentimiento de felicidad. Pero lo que pretendemos con estas líneas es tratar de conseguir los máximos momentos posibles de esa motivación. En definitiva, estar motivados durante la mayor parte del tiempo para lograr nuestros objetivos y no caer en el intento.

Consigue la motivación necesaria y mantenerla en el tiempo para lograr tus objetivos

Todo objetivo que te plantees en tu vida requiere una serie de esfuerzos. Todo lo que quieras conseguir, ya sea a nivel estético, a nivel de salud, trabajo, etc., la motivación nos puede ayudar a empujar y a lograrlo. La motivación la puedes adquirir desde escuchando esa canción que te pone los pelos de punta (aquí te mostramos una lista de las 7 mejores canciones de country de todos los tiempos) a las palabras de aquella persona que más te inspira (quien puede ser alguien cercano de la familia o de tu grupo de amigos, como alguien famoso como Louise Hay [VIDEO], Frank Miranda, etc.

O incluso hay gente que encuentra su motivación yendo a la playa, viajando, etc.

Pero no siempre vamos a tener estas "cosas" que nos empujen a realizar nuestro objetivo. Entonces, es aquí donde os recomiendo que cuando tengáis una meta, miréis más allá de esos objetivos. Si deseas tener un físico más definido y atlético, ponte microtareas para conseguirlo y visualízate en un futuro cuando lo hayas conseguido. Visualízate cómo estarás de aquí a seis meses, en verano, caminando por la playa sin camiseta por ejemplo, si consigues que día a día hacer ese ejercicio físico que tanto estás postergando. Muchas veces, para lograrlo, lo tenemos que plantear como una necesidad. ¿Qué me dices si ahora te dicen que lo vas a perder todo, tu familia, tu trabajo, etc. como no adelgaces? ¿Lo harías, verdad? Seguro que solo entonces, sale de ti el perder peso y cuidarte a la de ya. Estoy segura.

Es necesario. Y más cuando hablamos de encontrar la motivación para lograr ese cambio estético y de salud.

Porque no es bueno tener 10kg de sobrepeso en base de grasa, no es bueno estar sin hacer ejercicio, o tienes que esforzarte en tu trabajo para conseguir aumentar tus ingresos... etc.

Realmente cuando tenemos una meta que nos apasiona de verdad, es cuando experimentamos más momentos de motivación durante más tiempo. Así que, te animo a que busques tu meta, aquel objetivo que te mantenga vivo.

3 consejos motivantes

Lo primero de todo dejar claro que no, no hay fórmula secreta.Tenéis que entender que cada persona es un mundo, y cada uno es distinto. Pero sí se puede activar o reactivar la llama que todos tenemos dentro llamada motivación e ilusión.

Si nos hacemos las preguntas adecuadas (yo siempre digo que pensar es hacerse la preguntas adecuadas), se puede volver a estar motivado, llegar a tu destino, a lo que quieres hacer, a vuestro interior, y de donde realmente sale la fuerza para conseguir todo lo que te propongas.

"La motivación de cada ser humano es muy complicada, por eso cada uno debe encontrar la suya. Lo que a uno le funciona, puede que a otro le funcione otra cosa muy distinta."

Y aquí van mis preguntas, para haceros pensar y reflexionar, pero sobre todo para reactivar vuestra llama interior, vuestro fuego interior:

1. Pregúntate por qué quieres levantarte cada día. Por qué quieres seguir dándolo todo. Cuando respondas a estos "porqué" y lo tengas claro, respondas con respuestas contundentes, todo lo demás va a fluir mucho más. Si tienes tu porqué claro, os aseguro que va a ser muchísimo más cómodo todo el proceso.

2. La segunda cuestión es, ¿qué #Metas quieres tener? ¿A dónde quieres llegar? ¿Qué quieres hacer con tu vida? Una vez que tengas claro este paso, el camino será más fácil, y el cambio de chip lo harás en seguida, sin duda alguna.

3. Pase lo que pase, mantente humilde. Pues, una vez que estás empezando a construir tu meta y el camino de tus sueños, la humildad y la empatía son aquellas notas que os van a mantener cuerdos. Es lo único que hará que todo el engranaje con tu círculo social y de amigos siga rodando en la mejor dirección. Pues esto es de las cosas más importantes porque por encima de todo los seres humanos somos animales sociales y siempre vamos a estar rodeados de gente, de una u otra manera. Y obviamente, seguro que vas a tener que "depender", requerir de la colaboración de otro tipo de gente, etc. Pero todo ello con humildad. Recordad que cuando un jefe o un líder es humilde y acepta que tanto los fracasos como las victorias son del equipo entero es cuando esa motivación se transfiere.

Así que sin más, espero que estas palabras os hayan hecho pensar, reflexionar y, sobre todo actuar para manteneros en motivación constante en pos de conseguir todos vuestros objetivos y metas del año. #Vida sana