Si no te gustan los brillos y los reflejos, tan propios de las decoraciones navideñas, no es necesario que renuncies a engalanar tu casa para las fiestas que se aproximan. Aquí te traemos tres propuestas sencillas y ecológicas para que tu casa luzca preciosa en estas fechas.

Decoración con elementos naturales

Los frutos del otoño son los complementos perfectos para una decoración natural y sin estridencias.

Nueces, granadas, arándanos nos ofrecen toda una gama de colores naturales y preciosos para elaborar nuestros centros de mesas.

Por otro lado, las ramas secas de la estación y las hojas caídas durante estos meses son una fuente inagotable de inspiración para decorar todos los rincones de tu casa.

Puedes elaborar un árbol de Navidad con una rama grande caída de un árbol y, a continuación, colgar de ella diferentes productos de la naturaleza.

Prueba a pegar fotografías pequeñitas de los niños en media cáscara de nuez y colgarla del árbol. Será muy divertido para los más pequeños ir descubriendo sus imágenes en diferentes partes del árbol.

Con los más pequeños puedes salir a dar un paseo y a recoger hojas y ramas caídas en el suelo. Una vez en casa, anímalos a limpiarlos y decorarlos a su gusto, para luego utilizarlos en diferentes decoraciones de la casa.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

Servirá para tenerlos entretenidos en los días de lluvia y frío, cuando las horas de sol son tan pocas que apenas podemos salir y para que tomen conciencia de que no es necesario un gasto excesivo para tener la casa bonita.

La decoración en colores blancos y tierra

El blanco es el color de moda en la decoración. Es luminoso, vibrante y lleno de vida y alegrará cualquier rincón de tu hogar en estos oscuros días de invierno.

Combina el blanco con diferentes tonos de la gama de los colores tierra para crear un ambiente sereno y muy elegante.

Puedes emplear palitos de canela y anís estrellado para combinar con bolas blancas en el árbol de navidad. Los elementos decorativos de cristal también contribuyen a crear ese clima elegante y sofisticado que tanto nos gusta en estas fechas. Nos hará sentirnos felices.

Utiliza papel de estraza para envolver tus regalos y colócalos al pie del árbol. Verás que el contraste entre la aspereza del papel y la delicadeza de los adornos crea una sensación visual muy decorativa.

Coloca velas de diferentes formas y tamaños

Las velas son un elemento muy decorativo y si, además, las eliges con un poquito de aroma, tendrás tu casa agradablemente perfumada todo el día.

Pero debes tener precaución y colocarlas en lugares exentos o dentro de portavelas que te aseguren la protección frente a descuidos. Especialmente si tienes niños y mascotas en casa, el cuidado debe ser extremo para evitar un disgusto.

El nacimiento, nuestra tradición más ancestral

Aunque los árboles de navidad hayan sustituido en galerías y centros comerciales a los tradicionales nacimientos, estos son los que constituyen, realmente, nuestra tradición más arraigada. Por eso, anima a tus hijos a colocar un nacimiento y deja que la imaginación infantil vuele con puentes, pastores, ovejas y todos los elementos del belén.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más