Ayer, martes 12 de abril de 2018, las acciones de Facebook lograron el mejor día de cotización desde 2016. Llevaban semanas en descenso, sobre todo por el problema de las filtraciones [VIDEO] de datos y el acoso recurrente de las autoridades y los usuarios.

Pero la empresa ha sabido capear el temporal. Con un mensaje plagado de generalidades, peticiones de perdón y promesas de mejoras inmediatas, el fundador de la popular red social ha salido a la palestra pública, enfrentándose, por primera vez, a senadores de los dos partidos norteamericanos.

Una imagen distinta de la habitual

Mark Zuckerberg nos tiene acostumbrados a comparecencias en camiseta de manga corta, de color grisáceo.

Eso, en contadas ocasiones. Generalmente, destina subordinados por peso y experiencia, capaces de ofrecer los datos precisos. Pero, esta vez, ha salido a la palestra vestido de traje y corbata, con cara seria.

Las respuestas a los senadores han sido variadas, dependiendo del cariz de las cuestiones, pero han sobresalido las peticiones de perdón, las promesas de investigaciones internas y mejoras, la revisión de las aplicaciones relacionadas con Facebook y la disposición de su empresa a colaborar con las autoridades. En este último punto, ha recordado que parte de su personal está disponible para las investigaciones que se abrieron respecto a las injerencias rusas en las pasadas elecciones.

La vulnerabilidad de las redes sociales

Respecto de Rusia, afirmó que se viven tiempos donde se ha aparecido un nuevo enfrentamiento.

El campo de batalla son las redes sociales y la invasión de noticias falsas, que modifican las opiniones públicas, llegando a poder cambiar la intención de voto.

Sin embargo, como usuarios, hemos de tener en cuenta que, muchas veces, la culpa es nuestra, por compartir noticias que no hemos comprobado si son veraces o no. Por la parte del fundador de Facebook las cosas parecen estar claras: ha destinado personal y recursos para afinar la seguridad de la red, revisar el uso de los datos de usuarios por parte de las aplicaciones relacionadas y el origen de la publicidad contratada.

Las normativas seguirán igual

Un problema que temían los inversores es que se restringiesen las normas de contratación y que su publicidad se viese intervenida. Otro temor era el de la creación de cuentas de usuario de pago, con la práctica eliminación de los anuncios en ellas.

Respecto a esto, Zuckerberg mantiene el mismo modelo: Facebook seguirá siendo gratuito y público, aunque se admiten nuevas posibilidades de control de la publicidad o la admisión de nuevas normativas de seguridad. Por lo pronto, los afectados por la filtración de sus datos están siendo advertidos y las investigaciones internas en marcha. Revisa tu red y su seguridad [VIDEO].