A medida que pasan los años, el Internet juega un papel importante en la cultura del ser humano, principalmente en Niños, quienes se han vuelto dependientes del mismo para realizar deberes, jugar en páginas web o simplemente entretenerse en las redes sociales.

Sin embargo, su uso puede llegar a ser excesivo, e incluso traer problemas familiares si no se educa debidamente respecto a este problema. A pesar de que es inevitable que los niños recurran a esta herramienta constantemente, existen distintas maneras de establecer límites en cuanto a las horas en línea.

Establece horarios

Define un tiempo predeterminado para que los menores y adolescentes hagan uso adecuado del Internet, y no permanezca durante horas frente a un Ordenador.

En este sentido, la academia americana de pediatría indica que los niños menores de dos años no deben estar frente a una pantalla, mientras que los mayores de dicha edad no pueden pasar más de una hora o dos horas al día. Para apoyar esta acción, proponle a tus hijos otro tipo de actividades que puedan realizar durante su tiempo libre como leer, jugar con amigos, hacer deportes y afines, que permitan que el niño tengo un buen desarrollo de su cuerpo y mente.

Las redes sociales

Aunque prohibirles el uso de las redes sociales a los jóvenes no es una alternativa, hay que hacerles saber que cualquier persona con acceso a Internet [VIDEO] puede también acceder a sus redes sociales y descubrir parte de su información personal. Esto podría exponerlos a sufrir una suplantación de identidad. Por lo tanto, es necesario que verifiques que no revelen demasiados datos, alimentándolos a conversar con personas que ya conocen.

Las fotografías en estas páginas juegan un papel muy importante, pues en ellas se muestran detalles como matriculas de los carros, o insignias del colegio y quizás ubicaciones exactas.

Otras recomendaciones

Son que la ordenador debe estar en un lugar de acceso fácil para toda la Familia, así como también consultar con frecuencia el historial de navegación de nuestros hijos. Actualizar los programas de seguridad y activa aquellos que bloqueen el acceso a niños a paginas no adecuadas a su edad. Convéncelos de que no ingresen a sus cuentas en ordenador ajenas.

También conversa con ellos frecuentemente sobre su experiencia en Internet para descartar una amenaza cibernética y por ultimo asegúrate de que tus hijos respeten los límite indicados para cada edad. Por ejemplo las redes sociales se usan a partir de los 13 años.