La Audiencia Nacional ha condenado a dos años y un día de prisión a Pablo Hasel

Pablo Hasel, cuyo verdadero nombre es Pablo Rivadulla ha sido condenado con una multa de 24.300 euros más dos años y un día de cárcel por alabar a ETA y los Grapo y cuyos miembros dijo que son para él "ejemplos de resistencia", junto con injurias a la Corona [VIDEO] y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

El rapero catalán fue condenado en 2014 a dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo al difundir varios de sus temas a través de su canal de Youtube, pero tras ser ratificada por el Tribunal Supremo, quedó suspensa porque Hasel carecía de antecedentes penales.

Ahora, se enfrenta a dos años más de prisión junto con la pena de multa de 24.300 euros.

Esto ha sido lo que ha dicho él en su cuenta de Twitter:

En la sentencia solo Manuela Fernández de Prado ha emitido un voto particular discrepante

La magistrada, Manuela Fernández ha considerado que los tuits se encuentran dentro de la libertad de expresión [VIDEO]

Al contrario que los otros dos magistrados, Concepción Espejel y Nicolás Poveda, que consideran que sus mensajes son “una actuación conjunta, dirigida contra la Autoridad del Estado en sus múltiples formas, menospreciando y denigrándolos personalmente y en conjunto, aludiendo a la necesidad de ir más allá en un comportamiento violento, incluso con la utilización del terrorismo, a cuyos miembros destacados y condenados judicialmente por ello, se dirige en términos de ser el referente a imitar, buscando la adhesión de personas a tal finalidad”, ETA y los Grapo a los que ha dedicado 63 tuits.

Hasel a través de su cuenta de Twitter ha manifestado que muchos medios de comunicación están mintiendo sobre el porqué de su condena:

Pero no solo ha sido condenado Pablo Hasel por estos delitos de odio

En nuestro país estan aumentando los casos de raperos o tuiteros que escriben en redes sociales y que luego se sientan ante el juez por condenas sobre delitos de odio, calumnias e injurias.

Hace poco fue condenado a tres años y medio de prisión a Josep Miquel Arenas, alias 'Valtonyc' por enaltecimiento del terrorismo, amenazas e injurias a la Corona. También el líder del grupo 'Def con dos' fue condenado a un año de prisión por humillar a las víctimas del terrorismo. Y la misma condena y por el mismo motivo fue para una estudiante, Cassandra Vera, por publicar mensajes en Twitter bromeando sobre el asesinato a manos de ETA de Carrera Blanco.

Después de estas condenas, las redes sociales arden pidiendo respeto a la libertad de expresión. Por lo tanto, ¿debe un juez fijar los margenes de la libertad de expresión y encarcelar a todo aquel que lo superé?