Dentro de dos semanas, se cumple un año desde que los servicios sociales de Burgos se hicieron cargo de los hijos de Mauricia. La Mujer, que fue madre a los 64 gracias a una inseminación artificial, ha comparecido hoy ante los tribunales para solicitar que no se entregue a los pequeños a una familia de acogida. "Es como darlos en adopción", ha explicado Mauricia ante los medios presentes en los Juzgados.

Los mellizos tenían apenas dos meses cuando dejaron de vivir con Mauricia por considerar, las autoridades, que había indicios de desprotección. El episodio concreto por el que se le retiró la tutela, ha sido explicado por la madre en reiteradas ocasiones.

Mauricia había contratado a una mujer para que la ayudara a cuidar a los niños. Uno de los pequeños se habría caído de la cama, la madre dice que la responsabilidad era de la cuidadora que lo había dejado allí. Lo cierto es que las razones por los que se le quitó la tutela no hacen referencia a este solo suceso.

No es la primera vez que Mauricia Ibañez atraviesa por una situación similar. A los 58 años fue madre por primera vez de una niña a la que también le retiraron la custodia. Este martes se ha celebrado en el Juzgado de Familia de Burgos una vista en contra de que se le retire la tutela a Ibañez, un recurso presentado por los abogados de la mujer. Los niños serán dados en acogida antes de la resolución judicial y se mantendrá si es que el juez determina que no deben volver con la madre.

Los Servicios Sociales del Gobierno autonómico han declarado que los pequeños se encontraban en situación de desamparo. Los mellizos se encuentran en un centro de acogida desde hace un año. Marian Paniego, gerente territorial de Servicios Sociales de Burgos, ha declarado que la entrega de los menores a una familia de acogida estaba prevista desde el año pasado.

Falta de habilidades para ejercer la maternidad

Los servicios sociales han realizado un seguimiento a la madre burgalesa desde que en abril del año pasado se le retirara la custodia de los niños. Si bien Mauricia habría mejorado algunas aptitudes aún no estaría capacitada para ejercer como madre de los mellizos que acaban de cumplir un año.

En esta ocasión Mauricia Ibañez sí se ha presentado al programa de intervención familiar para intentar recuperar la tutela, algo que no hizo cuando se le retiró la de su primera hija.

Mauricia se sometió a una inseminación artificial en Estados Unidos y dio a luz a sus mellizos en una clínica privada de Burgos en febrero del 2017. La primogénita de Mauricia vivió con ella hasta los 3 años, hasta que se le retiró la custodio y ahora vive en Canadá con un familiar de la madre. Este hecho, Ibañez también lo ha denunciado publicamente en reiteradas oportunidades, ella considera que fue víctima de engaños familiares y que sus allegados buscaron siempre perjudicarla y quedarse con la niña.

Desde que dio a luz los servicios sociales de Burgos han estado alertas de lo que pudiera ocurrir con los pequeños. Según han comentado algunos vecinos, la mujer es educada y culta, aunque tenaz en sus ideas. Regresó al pueblo tras varios años de ausencia para cuidar de su madre enferma y con el fallecimiento de esta comenzó su periplo para poder tener un hijo.

La legislación estadounidense es mucho más laxa que la española con respecto a la inseminación artificial, por lo que Mauricia realizó los dos tratamientos en el país del norte.

Hace 3 años perdió la tutela de su hija mayor y lejos de amedrentarla la decisión judicial perpetuó su deseo de ser madre. Fue así que en el 2016 quedó, gracias a un tratamiento, quedar embarazada de mellizos. Un niño y una niña que durante los próximos días serán entregados a una familia de acogida.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!