Los fallecidos en la frontera sur de España se disparan en estos primeros meses del año. También la llegada de inmigrantes al país a través del mar o cruzando a Ceuta y Melilla casi se duplica respecto al mismo período del año pasado.

118 migrantes mueren al tratar de llegar a España

La Organización Internacional para la Migración (OIM) es la Agencia de la ONU para la Migración. Según la OIM hasta el 18 de marzo habían fallecido 118 personas tratando de llegar a suelo español. Más de 4.000 lo consiguieron, un número similar al del año pasado por estas fechas.

Sin embargo, las llegadas por mar sí se han disparado hasta más de 2.800 este año, lo que supone casi el doble que en el mismo período del año pasado.

En cuanto al total de fallecidos es casi tres veces mayor en el mismo período.

Destaca también que el número de inmigrantes fallecidos entre el 1 de enero y el 18 de marzo de este año supone ya más de la mitad de las personas que murieron en todo 2017 tratando de llegar a Europa a través de España.

En todo 2017 murieron 224 personas intentando llegar a las costas españolas, mientras que más de 28.000 lo consiguieron. El aumento de fallecidos podría explicarse por el también aumento de la salida de pateras desde Marruecos y Argelia.

Procedencia de los inmigrantes que llegan a España por mar

Entre las nacionalidades que más llegan a las costas españolas se encuentran los marroquíes y los argelinos, los cuales suponen entre ambas entorno al 40% de todas las personas que llegaron a España a través del mar, o por Ceuta y Melilla.

Guinea Conakry se sitúa por detrás de Marruecos y Argelia en cuanto al origen de los inmigrantes. Le siguen Costa de Marfil y a continuación Gambia. Los procedentes de Siria [VIDEO] se sitúan en sexto lugar.

Aumentan los marroquíes que llegan a España

Entre todos estos datos destaca, así, el de marroquíes, cuyo porcentaje se duplicó respecto al año anterior. Pero, ¿cuál puede ser la razón por la que esto ha ocurrido y más personas se jueguen la vida para llegar a España?

Una de las posibles razones parece estar en el deterioro de la situación en el norte del país, donde desde hace algo más de un año se vienen produciendo importantes protestas [VIDEO]sociales. Mientras, el Gobierno marroquí ha tratado de acallarlas llevando a la cárcel a decenas de personas, incluidos gran número de adolescentes. Una situación que Human Rights Watch ya ha denunciado.

Mientras tanto, en la región del Mediterráneo Central se ha producido un descenso en la llegada de inmigrantes en pateras.