Ha última hora de la tarde de ayer sábado se ha encontrado una camiseta que el padre afirma es de Gabriel. Al parecer, habría sido el progenitor del niño quien dio con la prenda en una de las batidas que se han organizado a lo largo del día. Por ello la búsqueda se ha centrado en el barranco de Las Águilas, a unos 10 kilómetros de donde desapareció Gabriel el pasado martes.

Más de 1.300 personas, contando además a los efectivos de las Fuerzas de Seguridad han participado de los rastrillajes para encontrar al pequeño de Níjar. La Guardia Civil informaba este sábado que modificaba la forma en la que se buscaba a Gabriel, pasando de una masiva a una más específica.

También se ampliaba el perímetro de busca aumentándose el mismo a unos 400 kilómetros del punto donde el pequeño desapareció.

Ayer ha sido un día clave en la búsqueda del pequeño de 8 años. Por un lado, el juez ordenaba su traslado a prisión del hombre que durante dos años acosó a la madre de Gabriel. Según ha informado el ministro Zoido y los padres del niño en una rueda de prensa ofrecida durante la mañana del sábado, el arresto no se debe a la desaparición del pequeño [VIDEO]sino al quebrantamiento de condena. Al menos en dos oportunidades incumplió con la orden de alejamiento.

En la rueda de prensa, los padres visiblemente angustiados, han aclarado que pese a que el hombre detenido manipuló la pulsera que controla sus movimientos justo horas antes de que se viera por última vez al niño, no estaría involucrado en su desaparición.

No obstante, la causa está bajo secreto de sumario y cabría la posibilidad de que estuviera siendo igualmente investigado.

La búsqueda alrededor de Las Hortichuelas, barriada ubicada en la zona del Cortijo La Molina en el municipio de Níjar, en Almería no dieron el resultado esperado. El pequeño pasaba unos días en casa de su abuela paterna, aprovechando que los festejos de el Día de Andalucía. Salió del domicilio familiar, al que acude con frecuencia pese a no vivir allí, cerca de las 15,30 horas del 27 de febrero hacia la casa de un amigo a unos 100 metros. Gabriel, según han relatado sus padres, suele realizar este trayecto corriendo, por lo que no demora más de 30 segundos en llegar.

En una de las batidas con voluntarios, el padre encontró una camiseta de talle similar a la del niño. El progenitor habría reconocido la prenda como perteneciente al pequeño, por lo que se ha enviado al Servicio de Criminalística de la Policía Judicial para determinar por medio de pericias y análisis de ADN si, efectivamente, es de Gabriel.

Cabe recordar que, al momento de su desaparición, el niño vestía pantalón negro con rayas blancas y una sudadera de color rojo. La camiseta ha sido en un sitio cercano a una depuradora que se encuentra a 20 minutos de la casa de la abuela paterna.

La madre del menor ha pedido que dejen al niño en algún lugar público, como un bar o un parque para que quien lo vea pueda dar parte a la policía. Aferrada a un cuello de lana celeste que suele usar su hijo ha hablado con lo medios de comunicación para pedir que no se deje de buscar al pequeño.

Gabriel Cruz está siendo buscado intensamente por tratarse de una desaparición de alto riesgo. En la misma están participando el Servicio Marítimo y los buzos del GEAS. Unidades de la Guardia Civil, incluida la que ha estado a cargo de la desaparición de Diana Quer, la Escuadra de Caballería, el Seprona, Caballeros Legionarios y varios grupos con drones, apoyan las labores de rescate para dar con el paradero de Gabriel.

Gabriel es un niño obediente y feliz, algo temeroso, han contado este sábado sus padres en la rueda de prensa, por lo que descartan que se haya ido de forma voluntaria.

Para brindar información sobre el paradero del pequeño puede llamarse al 091 o al 112 en cualquier momento del día.