"Mi madre siempre me inculcó el miedo antes que el razonamiento. Aunque, en algún momento, perdí ese temor a lo desconocido y comencé a viajar. A viajar sola." Así comienza a contar su experiencia Marta Gutiérrez, una artista plástica de 40 años que vive en Barcelona.

"El primer viaje sola lo hice a los 16 años, no fue un viaje en sí, porque solo se trataba de ir a un recital en Madrid. Pero esa sensación me sedujo mucho. Estar sola, a esa edad me hacía sentir adulta, responsable, libre. Tengo una hija de 6 años y, aunque procuro no ser como mi madre, si no me diera tanto miedo que viaje sola, le diría que hacerlo es una de las mejores experiencias."

Marta comenzó viajó sola por diferentes motivos, algunas veces porque le apetecía y armaba una mochila la noche anterior para pasar el fin de semana fuera.

Otras por no contar con voluntarios que quisieran acompañarla en sus destinos. Dice "he tenido suerte, nunca me pasó nada. Nunca viajé con miedo a que me pasara nada. Pero si ahora tuviera que hacerlo, no sé si me animaría, creo que las cosas han cambiado mucho."

#Latinoamérica ha dejado de ser un destino recomendable para las #Mujeres, si es que alguna vez lo fue. Escribir esto es, como poco, machista, pero la #Violencia cotidiana de ciertos países del cono sur hacen que cientos de mujeres descarten este destino.