Hasta este domingo por la tarde, cuando se conociera que la joven española nacida en Ecuador habría sufrido un accidente fortuito, la búsqueda de Nathaly Salazar parecía llevar por un solo camino, el del femicidio o la trata de personas. Así, al menos, reclamaban en las redes sociales muchos movimientos y usuarios que decidieron utilizar #niunamenos en los pedidos de ayuda.

Nada se sabía del paradero de la joven de 28 años que llevaba varios meses viajando por Latinoamérica. El sábado por la noche, dos hombres fueron detenidos en Perú, a unos 60 kilómetros de Cuzco, implicados en la muerte de Salazar. Según ha trascendido, la joven estaba practicando turismo de aventura y contrató los servicios precarios de una aerosilla/tirolina.

El relato de los detenidos sostiene que la mujer cayó de una cesta elevado por cables y murió. Asustados decidieron arrojar a un río el cuerpo. A falta, todavía, de encontrarlo y verificar que el relato de los detenidos, la policía y dos agentes de la Guardia Civil española buscan el cadáver de Nathaly.

Para la RAE, femicido es la muerte de una mujer por motivos originados en su sexo. Las pericias demostrarán si la muerte de la joven española presenta indicios de haber sido una agresión machista. #Mujeres #femicidio #Violencia de género