María Teresa Campos ha vuelto a conceder una entrevista, en este caso, a la revista Lecturas. La veterana profesional está viviendo muy angustiada el estado de alarma decretado por el Gobierno y la pandemia por el Coronavirus. Incluso, su hija Terelu está aterrorizada ante la idea de que le pase algo a su famosa madre.

María Teresa está instalada en su casa, sin salir e intentando tranquilizarse ante la situación que se está viviendo

La presentadora de “!Qué tiempo tan feliz¡” admite que su hija está viviendo el confinamiento con verdadera angustia, que ha extremado todas las precauciones y mantiene con su madre la distancia de seguridad, en todo momento, dentro de su propia casa.

La veterana presentadora se encuentra confinada junto a su hija Terelu con su empleada doméstica, atiende la llamada de la revista y nos cuenta cómo está siendo volver a convivir con su hija mayor después de tanto tiempo. Además, Terelu está siendo muy clara: no le deja tener contacto con nadie que pueda venir del exterior.

Teresa Campos intenta ver estos días con una mirada positiva y asegura que va a hacer frente a pequeñas victorias a nivel doméstico. Una de ellas será cuando Gustavo, su hombre de confianza, logre adquirir un tinte para que la presentadora se pueda teñir el pelo y consiga que sea Terelu quién se ocupe de aplicárselo.

Estamos viviendo un hecho terrible aunque hay que contrarrestar la angustia con moderado optimismo y realismo

María Teresa no tiene problemas a la hora de confesar que está viviendo con bastante angustia todo lo que está pasando. Una preocupación que, en su caso, es más que razonable. La presentadora forma parte del grupo de riesgo a la hora de hacer frente a esta pandemia.

Pero, intenta contrarrestar esta angustia con mucho realismo y con optimismo de manera moderada. Eso sí, las personas que siguen en sus casas y están bien de salud son unos verdaderos privilegiados… lo que estamos viviendo es una cosa horrible… Le ha dado pena enterarse de la muerte de muchas personas que ella conocía además de familiares cercanos de amigos.

Tal y como ha ido desvelando a lo largo de la entrevista, María Teresa fue de las primeras personas de su entorno que decidió encerrarse en casa. Según la presentadora, simplemente siguió las recomendaciones del doctor Calvo, su médico desde hace años y con el que tiene completa confianza. Incluso, días antes de decretarse el estado de alarma por parte del Gobierno, la periodista rechazó ir a un estreno al que había sido invitada. Ya se hablaba del virus desde hacía varios días y se dio cuenta que el mero hecho de salir a la calle se había convertido en algo peligroso.

Los primeros días de cuarentena los pasó sola hasta que su hija Carmen fue a verla y decidieron que Terelu se fuera al domicilio de la presentadora.

María Teresa admite que pasó unos días en casa de Carmen, pues Terelu había estado saliendo con gente los días antes del Estado de Alarma y no se fiaban. Cuando pasó un cierto tiempo prudencial, María Teresa decidió irse a vivir con Terelu.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!