Tras la condena al productor Harvey Weinstein por ser un auténtico depredador sexual durante décadas, ha terminado en un hospital por taquicardia. Los medios de comunicación de Estados Unidos han filtrado varias imágenes del famoso productor descansando en una sala. Las fotografías habrían sido tomadas el pasado viernes por la mañana, muestran al ex-productor estrella de Hollywood, a sus 67 años de edad, aparentemente tranquilo y sin tener conocimiento de que le estaban haciendo fotos.

El productor entró en silla de ruedas al centro hospitalario, pero dentro se está moviendo libremente aunque escoltado

En una de las fotografías, se puede ver a Weinstein mientras ve la Televisión sentado en la típica silla de cuero, la silla de ruedas con la que había entrado en el hospital, estaba a su lado. En la otra imagen, el productor se frota la cabeza, de manera pensativa.

El productor tuvo que ser llevado a un centro hospitalario de la localidad de Bellevue de urgencia, después de sentir palpitaciones en el corazón y tras tener la presión arterial muy alta tras ser condenado, este mismo lunes, por distintos cargos de violación y por un acto sexual criminal. Por otro lado, el productor está siendo tratado como si fuera otro ciudadano más en prisión, algo que no está llevando muy bien.

Weinstein está todo el tiempo controlado por empleados del Departamento de Instituciones Penitenciarias

Una fuente de un canal de televisión de Estados Unidos asegura que el productor es libre de deambular y no lleva las esposas, en ningún momento. Camina con la ayuda, supuestamente, de una silla de ruedas y pasa mucho tiempo en la sala de televisión, donde pudo pasar cerca de una hora en horario de mañana.

Eso sí, el personal que forma parte de la Unidad de Servicios de Emergencia del Departamento de Instituciones Penitenciarias lo escoltan en todo momento por donde va dentro del Hospital de la ciudad de Manhattan, donde está actualmente ingresado.

El productor de algunos de los mayores éxitos del cine actual, se va a tener que enfrentar a una condena por 29 años de cárcel, aunque se ha librado de la cadena perpetua (pena que solicitaban sus víctimas) aunque aún tendrá que hacer frente a un proceso que está abierto en la costa Oeste de su país.

Su portavoz ha querido explicar que el productor no es capaz de entender que el jurado no haya entendido que no es culpable de ninguno de los crímenes de los que se le acusa. Tras visitarle en el centro hospitalario, su defensor asegura que el productor está muy deprimido y estar en prisión va a empeorar la situación. Los medios de comunicación tienen claro que el productor va a pasar a la historia por ser un verdadero depredador sexual.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!