Todas somos humanas, hasta las influencers de primer nivel como es el caso de Marta Pombo. La joven ha compartido un vídeo, completamente por error, en el habla mal de una marca que se encarga de publicitar. Un descuido que le podría costar una buena cantidad de dinero.

El escándalo pasó el pasado jueves cuando la joven se convirtió en el centro de la polémica y no por sus ideas políticas, sus estilismos o su forma de contestar. La hermana de la influencer más importante del país, María Pombo, compartió por error un vídeo en el que aparece criticando duramente unas tortitas que aseguran que son saludables que había promocionado unos minutos antes.

Las tres hermanas Pombo han creado un verdadero imperio

Después de asegurar que las susodichas tortitas del tipo dietética eran increíbles. Marta afirmaba en su grupo de “Mejores amigos” de sus redes sociales que su sabor ”era a dieta”. No le gustaban en absoluto, pero no puede decir algo que deje muy mal a la marca que le paga”, la joven acompañaba la confesión con el filtro “Emosido engañado” en su frente.

Lo que se sospecha es que la influencer solo quería mandar este mensaje a sus amigos más cercanos y, al final, se hizo público sin que ella pudiera evitarlo. Por supuesto, las respuestas no tardaron en llegar y los comentarios en redes sociales han dejado claro que la influencer ha perdido toda la credibilidad.

Sus seguidores consideran que el hecho es extremadamente grave

Para muchos seguidores, el mero hecho de que intenten engañar a sus seguidores, le parecía algo muy grave. Y eso que el modus operandi es el mismo que en la mayoría de las influencers. Incluso, que demuestra ser bastante mala en su profesión si sube un vídeo después de aconsejar las maravillas de esas tortitas para asegurar, minutos después, que son intragables.

El mundo de las influencers ha revolucionado el mundo de la publicidad.

Desde que aparecieron estas jóvenes, las marcas prefieren trabajar directamente con estos profesionales que han logrado tener una gran influencia entre su audiencia.

De esta manera, las marcas logran llegar a clientes potenciales sin necesidad de pagar campañas de publicidad en Televisión, revistas o radio. Desde hace unos años, las marcas de cosméticos o de alimentación prefieren contratar a una influencer antes que a una modelo por la rentabilidad.

En este caso, Marta Pombo, hermana de la conocida María Pombo, había sido contratada por “Foodspring”, una tienda especializada en productos de alimentación deportiva y saludable, que solo trabaja online. La joven tenía que probar unas tortitas con alto contenido proteico; pero, parece que en realidad no le gustaban absolutamente nada.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página MYHYV
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!