James Franco está viviendo un momento complicado después de ser acusado, por varias aspirantes a actriz que fueron sus alumnas en clases de interpretación, de abusos sexuales. El actor tiene claro que él es "completamente inocente" y que las jóvenes solo quieren "atención y fama".

Hay que recordar que Franco, de 41 años de edad, fue denunciado el pasado mes de octubre por dos jóvenes estudiantes que habían recibido clases de actuación por parte del actor, que afirmaron que el famoso intérprete las había presionado para que se desnudasen durante una serie de audiciones. El protagonista de películas como "127 horas" se ha manifestado por primera vez este mismo martes y ha dado su punto de vista: "Las denunciantes solo están hambrientas de atención".

No es la primera vez que el actor es denunciado por comportamiento inapropiado

El intérprete, después de varias semanas en silencio, ha enviado un comunicado de prensa a través de su equipo legal asegurando que esta demanda solo es "una parodia de lo que significa la justicia y la finalización de una campaña sin ningún tipo de mérito que ha intentado empañar, de manera injusta, la reputación que me he ganado, duramente, como un hombre decente".

Las dos mujeres demandantes, Toni Gaal y Sarah Tither-Kaplan, afirmaron que el actor y otros profesores de la academia en la que estaban estudiando llevaron a cabo "conductas completamente inapropiadas y cargadas de connotaciones sexuales" hacia ellas "en medio de un ambiente de acoso y de explotación".

En 2017, dentro del movimiento 'Me Too', surgieron las primeras acusaciones contra el actor

Las dos jóvenes se matricularon en Studio 4 en el año 2014 y aseguran que en las clases se incluían lecciones con escenas sexuales en las que "se simulaban actos que iban mucho más lejos de los estándares de la industria".

Incluso Tither-Kaplan explicó con todo tipo de detalles que tuvieron que simular "una orgía" en la que James Franco hacía como que practicaba "sexo oral" a las chicas.

Según su relato, el actor quitó las protecciones de plástico que cubrían la zona de la vagina de las estudiantes y empezó a simular que les practicaba sexo oral, algo que le pareció "incómodo y humillante".

En las mencionadas demandas ambas exigen una indemnización y la devolución y/o destrucción de cualquier tipo de grabación que se haya realizado de las mencionadas clases de actuación.

Esta no es la primera vez que el actor ha tenido que hacer frente a una denuncia por comportamiento considerado inapropiado. En el año 2017, tras la aparición del movimiento 'Me Too', otras cinco mujeres le acusaron de hechos similares. En aquel momento, el actor respondió en el programa 'The Late Show', asegurando que había "escuchado cosas que no eran exactas en Twitter"; pero que si había hecho "algo mal", lo iba a "solucionar".

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Series
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!