Hace unas pocas semanas, la jueza ordenó reabrir el juicio del polémico caso del presunto abuso de José María López a Carlota Prado, que en aquel entonces era su pareja. Los hechos sucedieron en la madrugada del 3 de noviembre de 2017 durante Gran Hermano Revolution”.

Caso Carlota Prado: juicio inminente y un vídeo que sale a la luz

A la vez que se ha sabido que el juicio está a punto de empezar, también se ha conocido que la fiscalía solicita 2 años y medio de prisión para José María López, el presunto agresor. Por otro lado, los abogados de la presunta víctima, Carlota Prado, piden como acusación particular una indemnización de 100.000 euros al presunto abusador y a la productora del programa, Zeppelin TV.

Este pasado lunes, 2 de marzo, el diario “El País” ha sacado a la luz un vídeo con partes del interrogatorio a los responsables de la productora Zeppelin TV. En dicho vídeo, que fue grabado el 16 de noviembre de 2018, pueden verse las declaraciones de Florentino Abad, que además de ser el productor ejecutivo del reality show ejerce habitualmente el papel de Súper de la casa de Gran Hermano, de María Robles, que la noche en la que se produjo el presunto abuso estaba de Súper de guardia, y de Álvaro Díaz, el director general de la productora.

Contradicciones entre las declaraciones de Carlota Prado y las de los responsables de Gran Hermano revolution

Hay varios puntos en los que las declaraciones de los responsables de GH Revolution no coinciden.

Cuando la jueza preguntó sobre el alcohol que los concursantes del programa tenían a su disposición en la fiesta que se celebró la noche en la que sucedió el supuesto abuso a Carlota Prado, Florentino Abad aseguró que se le servía una copa de alcohol a cada uno de los 12 concursantes, mientras que Álvaro Díaz afirmó que una o dos; entonces Abad recalcó que no se le decía a cada uno de ellos que tomara una copa.

María Robles, por su parte, confesó que tenía sospechas de que varios concursantes ocultaban alcohol. Este punto fue desmentido por Díaz y Abad, que aseguraron que era imposible que pudiesen esconder alcohol en la casa.

Carlota Prado asegura que tomó cuatro chupitos de tequila

Sin embargo, hay algo en lo que los 3 responsables de Gran Hermano Revolution coinciden: no había ni una gota de tequila.

Algo bastante extraño teniendo en cuenta que Carlota Prado afirma que la noche en la que tuvo lugar el supuesto abuso había consumido “cuatro chupitos de tequila”. Después la polémica con el alcohol en el reality show, los responsables declararon que habían pensado muy seriamente en instaurar una política de “cero alcohol”.

Se desconoce quién era el responsable del programa la noche de los hechos

Las contradicciones siguieron cuando la jueza preguntó quién era el responsable del programa la noche de la fiesta en la que supuestamente José María López abusó de Carlota Prado.

Ese día la encargada de ejercer de Súper era María Robles, pues Florentino Abad, el Súper oficial de “Gran Hermano”, estaba descansando.

En eso están todos de acuerdo. Pero cuando la jueza le preguntó a María Robles si entre sus funciones estaba la de avisar a los servicios de seguridad si ocurría algo como lo que ocurrió la noche del presunto abuso a Carlota Prado, esta respondió con un rotundo “No”. Cuando se le preguntó a Robles que quién era entonces el responsable de hacerlo, ella contestó que no podía contestar eso pues le “estaban poniendo en un aprieto” con esa pregunta.

En el momento en el que se les preguntó sobre este aspecto a Álvaro Díaz y a Florentino Abad, los dos coincidieron en que la potestad para hacer eso la tenía la persona que en ese momento era la responsable; o sea, María Robles.

No se sabe por qué el Súper no entró

María Robles contó que la noche en la que sucedieron los hechos empezó a ponerse alerta cuando vio que Carlota Prado estaba en un sofá, completamente ebria, acompañada de José María López, que no había bebido alcohol. Después le extrañó que abandonaran tan rápidamente la fiesta, pues no es un comportamiento habitual en los concursantes. Robles intuyó que tal vez Carlota Prado y José María López iban a discutir, pero se extrañó más todavía cuando vio que se sentaron en la cama, para tumbarse a continuación. Seguidamente, “él los tapó a los dos con un nórdico”.

Cuando María Robles, en su papel de Súper, le dijo a José María que se volvieran a poner los micros que se habían quitado, él dijo que se iban a dormir ya.

A pesar de eso, hicieron caso y volvieron a ponérselos. En la oscuridad, Robles detectó unos movimientos extraños debajo del edredón. Seguidamente, ve que Carlota Prado balbucea "no puedo" y saca su mano izquierda del nórdico para colocarla sobre el cabecero de la cama. También observa que su cabeza "se mueve descontrolada". Es evidente que Carlota no es consciente de lo que está pasando. A él no se le ve.

Confusa ante esa situación, María Robles llamó a Florentino Abad preguntándole qué debía hacer. Él le aconsejó que interviniera mediante megafonía para cerciorarse de si Carlota Prado estaba consciente o no. María Robles contó en su declaración que entonces llamó a Carlota a través del megáfono.

Ella no responde, pero los movimientos debajo del nórdico paran.

Ante esta declaración de Robles, el abogado de la acusación preguntó si no se le representó la posibilidad de que allí se estuviese cometiendo un delito. Ella respondió que sí, pero cuando se le pidió que explicara qué había hecho, dijo que lo único que podía hacer: "Llamar por megafonía para ver si Carlota Prado [VIDEO]estaba consciente". A pesar de que, como siempre, había personal de seguridad, María Robles no ordenó que entraran en la habitación, y tampoco lo hizo ella. Ante eso solo pudo alegar que no vio lo que estaba pasando y que no había protocolo de actuación ante casos como ese porque "nunca habíamos llegado a ese extremo".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!