La inteligencia artificial ha maravillado al mundo desde el momento de su nacimiento, y en los últimos tiempos también ha despertado cierto grado de expectativa, especialmente cuando se trata de Videojuegos. Open AI, una plataforma de inteligencia artificial sin fines de lucro, ha logrado lo que a primera vista parecía imposible para un programa de este tipo: ganar un videojuego, y específicamente en la plataforma Atari.

El juego en cuestión no es otro que La Venganza de Montezuma, conocido entre otras cosas por poseer elementos de exploración que lo vuelven más atractivo a ciertos usuarios. Lo más sorprendente fue, sin duda, la manera en la que el espectro de la inteligencia artificial decidió abordar el reto, que no fue sino a través de videos de Youtube que le mostraban como pasar los niveles del juego.

El clásico de Atari [VIDEO] fue la piedra angular para esta suerte de experimento, que tenía como fin estudiar las respuestas de la inteligencia artificial ante ciertos comportamientos específicos.

Inteligencia artificial abierta

Los videojuegos [VIDEO] se caracterizan por desarrollar un cierto tipo de pensamiento abstracto, necesario para la resolución de problemas complejos. Los desarrolladores de Open AI resaltan que ha sido un gran desafío, principalmente por tratarse de un juego de exploración. Esta característica, unida al sistema de mundo abierto, es lo que ha dificultado el desempeño de Open AI para la resolución del juego.

Según un estudio publicado, la principal característica de este tipo de demostración consistió en que al verse sometida a una sesión de demostración humana, o hablando en términos sencillos, a un video de un youtuber, la respuesta de Open AI se caracterizó por tres de los siguientes aspectos, divididos en saber cómo se hace, memorizar y mejorar.

El pensamiento humano y su réplica en la inteligencia artificial

Sin embargo, no es la primera vez que Open AI se enfrenta a un desafío similar, principalmente porque también en un punto de 2017 se encargó de vencer a los jugadores más experimentados del Dota 2, quienes además tendrán una revancha con Open AI, el próximo 28 de agosto.

Una de las ventajas que presenta el proyecto, que está impulsado por el propio Elon Musk, es que al ser de programación abierta el algoritmo utiliza las competencias adquiridas para mejorar su desempeño. A diferencia de otros programas de inteligencia artificial, caracterizados por crear un sesgo informativo, Open AI reduplica y a la vez mejora el proceso de la adquisición del conocimiento. Esto hace que este sistema de inteligencia artificial mejore, no solamente sus respuestas, sino que a la vez mida la capacidad de respuesta de sus oponentes para garantizar un mejor desempeño.