Las cosas en Sálvame se están poniendo bastante feas y es que uno de los colaboradores, en este caso Mila Ximénez va a hacer frente a una querella en la que se le reclaman 30000 € por infringir el derecho al honor de la mujer de un antiguo colaborador de Sálvame, Kiko Matamoros, la cosa va para adelante sin opción alguna a redimirse.

Todos conocemos el carácter de Mila Ximénez y sabemos cómo se las gasta, algo que en esta ocasión le puede salir más caro de lo que ella cree si los Matamoros están resabiados [VIDEO] con Sálvame. Makoke, para que nos hagamos una idea y siempre ha dicho que ese programa le ha hecho más daño que ningún otro, tanto ella como su marido que acabo abandonándolo y ahora se especula que pueda volver en forma de Defensor del Pueblo.

Makoke y Mila Ximénez cara a cara en un juicio

Esto es algo que tras la larga ausencia de Kiko Matamoros y su experiencia como colaborador podría ser bastante gratificante [VIDEO] en la audiencia y por tanto algo que se plantea Sálvame de forma seria

Es cierto ese refrán que dice que donde las dan las toman, y es que Makoke que se ha negado en rotundo a perdonar a Mila Ximénez y se han visto las caras delante de un juez este lunes 14 de mayo, después de una intensa guerra que mantuvieron en el plató de Telecinco.

Según ha desvelado la revista Semana, la colaboradora de Sálvame y la esposa de Kiko Matamoros han acudido a los juzgados de Pozuelo de Alarcón en Madrid para declarar acerca de la demanda que interpuso Makoke contra Mila Ximénez.

Según recoge el periódico esdiario, Makoke reclamaría a Mila Ximénez 30000 € por haber difamado tanto su honor como el de su familia, por un enfrentamiento que se remonta al año 2015 cuando Makoke ocupaba el sillón de su marido en Sálvame, en una sustitución mientras se recuperaba de una operación estética a que se había sometido.

Desde un primer momento ambas no sé tragaban, pero la cosa llegó a un extremo en la que Makoke que decidió querellarse contra Mila Ximénez.

En la revista Semana se da un adelanto en el que dice que la batalla judicial fue muy tensa y que Mila Ximénez intentó por todos los medios que el trance judicial se evitase y de hecho, en un sábado Deluxe pidió disculpas a Makoke pero ella no las aceptó. Según Mila Makoke dice que la ha avasallado humillado y hundido en la batalla judicial y que en este caso Mila Ximénez está acabada y va a tener que hacer frente a los 30000 € que le reclama la mujer de Kiko Matamoros por sus salidas de tono en público.