Según fuentes de Periodista Digital, Paolo Vasile ha encontrado una nueva fórmula para subir audiencia, ya que momentos como el sexo, los cuernos y todo lo relacionado con el ámbito amoroso está bastante saturado y no hay mucha novedad que ofrecer, ahora parece que se ha tirado por el ámbito de la tristeza y ha puesto a llorar a casi todos los colaboradores de Telecinco.

En una entrevista Mila Ximénez ha conseguido romperse. En un cara a cara que ha tenido con su compañera Terelu Campos se ha replanteado muchísimas cosas como por ejemplo su puesto en Sálvame, la actitud que ella tiene y también la del resto de sus compañeros.

Mila Ximénez ha dejado de manifiesto que ve cosas tanto en ella como en el resto de sus compañeros que no le parecen del todo bien, ya que entre ellos hay una envidia que no es sana y una competitividad digna de oposición, que hay mucha más gente pendiente [VIDEO] de un monitor qué del sufrimiento que pueda causarle a su compañero de al lado y esto es algo que le provoca una angustia muy grande e incluso se ha llegado a plantear abandonar su puesto. Lo que sí que es cierto es que tiene una reunión pendiente con el responsable de su parte en Mediaset.

Tras unos cuantos conflictos muy mediáticos Mila Ximénez y la hija de María Teresa Campos han conseguido dejar un poco de lado su mal rollo y las dos han tenido una entrevista cara a cara en donde muchas de las críticas han ofendido especialmente a Mila.

Mila Ximénez, angustiada amenaza con abandonar Sálvame

La ex mujer de Manolo Santana asegura que en particular existen dos cosas con las que jamás va a poder trabajar que son la mediocridad y la envidia y que con ambas sigue conviviendo en directo.

Mila ha confesado que en su ámbito hay muchísima hipocresía, que es algo que no puede soportar ya que alega que siempre se ha alegrado de los éxitos que pueda tener cualquier compañero y en su charla [VIDEO] con Terelu Campos se ha visto obligada a replantearse cuál es su papel y el de sus compañeros y la tensión ha llegado a tal punto que ha estado muy cerca de tomar una decisión irreversible.

Mila confesó que este fin de semana había estado a punto de abandonar el programa ya que se encontraba saturada y no podía más. Que si se fuera alguno de los compañeros lo iban a lamentar pero con otros iba a hacer una fiesta y que de esta forma le cuesta casi la vida acudir cada día a trabajar. Que se estaba perdiendo muchas cosas y que lo personal tiene una riqueza que ella no está viviendo. Su compañero Kiko Hernández no dejó de defenderla, dejando claro que no quería pasar ni un minuto sin ella en Sálvame.