Lo de la edición de este año de Supervivientes es tremendo. Además de las agresiones, expulsiones, acusaciones de tongo, de las disculpas del programa por no revisar deligentemente el desarrollo de las pruebas o de las sanciones múltiples por pactos y actitudes que van en contra del espíritu del programa se le suman, de momento, dos abandonos, uno a medias y lo que queda por llegar.

Tal y como se revelaba en las últimas horas, Raquel Mosquera podría tener que acudir a una citación judicial En este caso como consecuencia de una demanda interpuesta por la que fuera su socia en los negocios, Ángela Beck.

Según asegura la revista Diez Minutos, esta le reclama nada menos que 23.000 euros asegurando que la concursante de Supervivientes es la culpable de su ruina económica.

Tal y como esta comentaba públicamente: "En principio, todo era maravilloso, hasta que llegó el momento en que tenía que hacer su aportación económica y no la hizo”. Ahí es nada.

A tenor de lo que varios medios vienen publicando desde hace un tiempo y tal y como le sucediera hace aproximadamente un mes con María Jesús Ruíz, la dirección del programa ya sabe que otra de sus robinsonas podría abandonar Honduras para hacer frente a un múltiple requerimiento judicial, aunque de momento todo parece indicar que ella lo dejó todo bien atado y que por lo menos su presencia en el juicio con su socia no será necesaria.

Los líos judiciales de Mosquera

Asegura el digital Cotilleo que, poniendo de relieve una serie de declaraciones [VIDEO]realizadas por la peluquera que Rocío Carrasco -hija de su ex marido- consideró inaceptables hasta el punto de haberla demandado.

Fue su participación en Sabado Deluxe, la que ha originado que Rocío Carrasco interponga no una sino dos demandas a la que fue esposa de su padre Pedro Carrasco.

Raquel afirmaba haber visto llorar amargamente a su marido por las discusiones con su hija y que pocos días antes de su fallecimiento padre e hija tuvieron una última discusión tan subida de tono que hizo que Pedro afirmase que no la volvería a ver.

Esta insinuación y otras son las que sin duda han colmado la paciencia de Rocío que se ha decidido a demandar a Raquel.

SV 2018 y los abandonos forzosos

El hecho de estar demandada no supone que esos dos nuevos juicios se vayan a producir de inmediato aunque si bien la justicia es lenta, nunca se sabe del todo lo que puede pasar.

Si estos juicios se celebrasen estando ella en la isla tal vez no tuviese más remedio que regresar. Con todo esto, es decir, con una o dos posibles idas y venidas a España para solventar sus asuntos judiciales, parecería improbable que Raquel pudiera seguir concursando de pleno derecho en la presente edición del reality show más extremo de la televisión española.

Si lo hiciera el trato discriminatorio para con sus compañeros podría avivar las acusaciones de tongo [VIDEO]. Veremos si SV 2018 está o no preparado si esta circunstancia, como varios medios como Diez Minutos barruntan.