Cada vez que decide salirse del guión que tiene marcado en sus propios programas, Jorge Javier Vázquez consigue que suba el pan y de qué manera.

Algo que viene consiguiendo reiteradamente de la mano de sus ya famosas columnas [VIDEO] en la revista Lecturas, donde este, comprometido políticamente como siempre ha venido haciendo gala, ha vuelto a "liarla" de la mano de la relación que este ha hecho con la reciente dimisión de la ya ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y su vida personal.

J. J. víctima de un chantaje

Lo hacía, curiosamente, poniéndose de lado de una figura del Partido Popular a la que tanto denosta como lo es Cifuentes.

Después de dejar claro que su salida del gobierno era obligatoria, se centraba en el aspecto personal de lo que este considera un "chantaje" en toda regla que alguien le ha venido cocinando hasta conseguir su cometido.

Era entonces cuando, quizás por su ego, quizás porque todo lo que le pasa a otros famosos lo lleva al plano personal, o porque se le da mejor hablar de su vida que de los demás, se lo llevaba a su terreno revelando que él también había sido víctima de una extorsión. [VIDEO]

Las palabras del conductor con más programas de Mediaset España eran claras al respecto: "No somos pocos a los que se nos ha intentado extorsionar de alguna manera. Demasiados, diría yo". Poco después desarrollaba los pasos que suelen seguir los extorsionadores en estos casos y que tanto la ex presidenta madrileña como él han conocido, por desgracia, en primera persona.

Lejos de dejarlo ahí, el catalán siguió con esta llamativa comparación con Cifuentes hablando de lo golosos que los famosos se han venido convirtiendo para muchas personas que, sin escrúpulos, ven en todo lo que hacen fuera de su lugar de trabajo como posible material para vender a terceros a cambio de un buen pellizco. Algo con lo que, desgraciadamente, asegura convive Jorge Javier y más gente.

Jorge Javier y la extorsión

Y es que, como el de Badalona asegura, no resulta nada sencillo "vivir con la sensación de que en la esquina de cualquier madrugada te pueden tender una trampa". Algo que, según él, está detrás del carácter arisco y lejano de muchos famosos con desconocidos ya que, inevitablemente, y tras casos como el de la política conservadora, siempre se está pensando que cualquiera con una cámara, una grabadora o con ganas de destrozarte puede estar esperando el momento para pillarte in fraganti echando tu carrera por tierra.