Kim Kardashian se ha mostrado siempre contraria al uso de las armas de fuego. En más de una ocasión hemos podido ver cómo, a través de su programa Keeping Up With the Kardashians, recalcaba su desacuerdo ante la ley que impera en Estados Unidos y cómo se enfrentaba a algunos miembros de su familia que se interesaban por tener un arma en su casa ante la creciente inseguridad que estaban experimentando.

En un episodio en concreto, la socialité se preguntaba de qué manera podía ella contribuir para concienciar de su postura frente a este tema y ahora ha tenido una de esas pequeñas oportunidades, haciendo acto de presencia junto a su marido, el rapero, Kanye West; y su hija mayor, North, de 4 años de edad; en la marcha March for Our Lives (Marcha por nuestras vidas) contra el uso de las armas que habían organizado algunos de los estudiantes de secundaria que sobrevivieron a la masacre del 14 de febrero en el Marjory Stoneman Douglas High School, en Florida, después de que un joven terminase con la vida de 17 jóvenes y miembros de personal del instituto.

Kim Kardashian quiso mostrar su apoyo a la causa acudiendo junto a su marido y su hija mayor

A través de sus redes sociales, Kim [VIDEO]fue narrando sus pasos en la marcha y mostrando su felicidad por compartir esos momentos junto a su marido y su hija mayor. En una de las publicaciones de su cuenta de Twitter, escribía: I'm so happy I got to share this moment with these two. I hope North remembers this forever" (estoy tan feliz de compartir este momento con estos dos. Espero que North recuerde esto siempre).

La empresaria quiso acudir junto a su hija [VIDEO]mayor para que, a pesar de su corta edad (4 años), empiece a ser consciente del problema de las armas. Además, la marcha contó con varios testimonios de los supervivientes que intentaban concienciar sobre el peligro que suponen las armas de fuego y de la existente violencia que existe gracias a ellas.

También se pudo oír un discurso de la nieta de Martin Luther King que emocionó a muchos de los asistentes.

La marcha contó también con varios rostros conocidos que hicieron más visible la causa

Kendall Jenner, también quiso formar parte del movimiento y se dejó ver por las calles de Washington DC junto a otras muchas celebridades como Paul Maccartney o George Clooney y su esposa Amal. Otros hicieron acto de presencia a través de sus actuaciones en el evento. Durante la jornada se pudieron escuchar las voces de Miley Cyrus, Demi Lovato, Ariana Grande o Jennifer Hudson entre otros.