Este fin de semana, Kim Kardashian ha estado muy ocupadA y activa en las redes sociales. Por un lado, la hemos podido ver junto a su marido, Kanye West, y su hija mayor, North, formando parte de la marcha contra las armas que tuvo lugar en Washington y por otro lado, ha seguido en su línea de maniquí de muestra para las prendas diseñadas por su marido. Ha sido en esta ocasión, cuando la celebrity ha llamado la atención de sus seguidores y ha sido puesta en evidencia. Al parecer, Kim [VIDEO], ha querido hacer unos pequeños retoques en su imagen y no le han salido como esperaba.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Kim Kardashian ha metido la pata con sus últimos retoques fotográficos

No creemos que sea un misterio el hecho de que, tanto Kim, como la mayoría de las famosas, hacen cientos de fotografías antes de escoger la definitiva y de aplicarle, otros tantos retoques y algún que otro filtro.

Pero la diferencia entre que eso sea algo comentado y criticado, a que sea comúnmente aceptado es el hecho de que no se cometan fallos muy evidentes. Esto es lo que le ha pasado a la empresaria con una fotografía que ha publicado en su cuenta de Instagram. En ella, podemos ver a Kim en un parking, caminando de forma 'muy casual' para montarse a su coche, llevando puesto un modelito de la última colección de ropa de su marido. Hasta aquí, nada fuera de lo normal.

Sin embargo, fueron pocos los minutos que transcurrieron antes de que sus seguidores se percataran de que la fotografía tenía algún que otro retoque más que evidente. Si nos fijamos en los elementos que rodean a Kim [VIDEO]podemos ver cómo estos se van distorsionando a su paso: un coche partido por la mitad, las líneas del suelo totalmente distorsionadas, incluso los colores de las paredes desaparecen por completo si las comparamos con las fotografías realizadas por los paparazzis que estaban allí presentes.

Después de ver los cambios del entorno. ¿qué se ha retocado ella?

Después de observar lo que se había molestado en modificar el entorno en el que se encuentra, los usuarios se preguntaban qué habrá sido capaz de hacerse sobre su propio cuerpo. Al parecer, y teniendo en cuenta las fotografías de los periodistas, lo único que Kim quería alterar no era el parking por el que se paseaba, sino también algunos pequeños detalles de su figura. Haciendo una comparación de imágenes, sus propios seguidores han sido los que han llamado la atención sobre la reducción de su cintura y la alteración de uno de sus hombros. A nuestro parecer, detalles casi imperceptibles que no merecen tal escándalo que se ha montado. Si es por photoshop, podríamos sacar cualquier otro documento de ella, donde sería mucho más evidente.