Toño Sanchís, que acudía hoy a su cita habitual en MorninGlory, el programa de Radioset, aprovechó la tertulia acerca de Supervivientes para lanzar una bomba sobre la higiene de Belén Esteban.

Toño vs Belén Esteban

La presentadora del programa, aprovechó la conversación sobre la lista de concursantes que han sido confirmados para participar en “Supervivientes” para preguntar a Toño Sanchís si a él le gustaría participar también en el programa. A esto Toño Sanchís respondió que no, pues una de las cosas que peor lleva es el “mal olor” y según afirma él, Belén Esteban [VIDEO] no “huele a rosas”. Según dice, la princesa del pueblo es algo reacia al aseo.

Pero Toño Sanchís no ha sido siempre enemigo de Belén Esteban, de hecho, su relación fue más allá de una relación profesional entre cliente y representante, hasta el punto que Belén decidió incluirle en su testamento y nombrarlo como tutor legal de su hija, Andrea, si a ella le ocurría algo.

Fue cuando Belén descubrió que la había estado estafando cuando se desencadenó esta guerra que terminó en los juzgados donde salió victoriosa Belén. La jueza dictaminó que el ex-mánager debía devolver todo el dinero solicitado (casi 400.000 euros) más los debidos intereses y las costas del juicio, lo que daba un total de 600.000 euros. ¿Será entonces esta acusación cierta o sólo es una forma de castigar a Belén? No obstante, Toño Sanchís [VIDEO] afirma que el contrato verbal y el escrito difieren en un 10% y que era verdaderamente un 30% lo que había pastado con Belén y no el 20% que aparece en el contrato.

De una forma u otra, esta batalla televisiva está muy lejos de acabarse, puede incluso que acabe de empezar.

Toño contra el mundo

Aunque, no fue sólo la ex de Jesulín la que salió escaldada de estas acusaciones. Para Anna Gabriel, ex-diputada de la CUP, también había. Según Toño, debería “visitar más la ducha” pues al parecer en el parlamento se “tocó la axila”.

Aunque éste no es el primer enfrentamiento mediático de Toño. El ex-representante de Belén se enfrentó a ella en el programa de “Viva la vida”, de Toñi Moreno. Al parecer éste se refirió a Belén como “bocadillo de panceta”, algo que no le sentó muy bien a Toñi, quien le respondió que no volviera a faltar el respeto a nadie y menos a una mujer en su programa. La presentadora también le dejó claro que tampoco quería que viniera a su programa a contar mentiras con respecto al escándalo ocurrido con las cuentas de Belén.