Una montaña de deudas inunda a la tonadillera. Su situación económica está en declive desde el año 2009 donde comenzaron todos sus problemas con la Hacienda Pública. La deuda con el fisco que se eleva a dos millones y medio de euros, se le une un presunto delito de estafa, que al ser una imputación por la vía penal podría llevarla de nuevo a la cárcel, según ha desvelado la periodista Paloma García-Pelayo.

Pero todo no acaba aquí, Kiko Rivera, su hijo, ha decidido echar cuentas con su madre y reclamarle tres millones de euros. Y aunque aquí podrían terminar todos sus deudas, a estas escalofriantes cifras se le suma sus deudas a particulares y entidades bancarias.

De esta forma parece que su deuda asciende a diez millones de euros, a lo que no podría hacer frente ni poniendo a la venta todo su patrimonio inmobiliario.

Una deuda a Hacienda que no deja de crecer

Isabel Pantoja ha ido pagando a la Agencia Tributaria poco a poco su gran deuda. La primera de ellas es aquella por la que fue condenada hace años: reforma en Cantora Kopas en 2001, y por la que reclaman 92.000 euros y que representa una cuenta pendiente que aún no ha reconocido y por la que ha pedido al juzgado que se archive. Aunque quien no va a presentar compasión es Hacienda, que solicita unos 250.000 euros al cumplirse este octubre el plazo de pago fraccionado concedido.

Además el fisco le reclama recargos, intereses y costas.

El pasado año al parecer, según el Registro Mercantil su deuda a la Agencia Tributaria llegaría a los dos millones y medio de euros, y en caso de no satisfacerla, el Estado estaría en su pleno derecho de embargar todas y cada una de sus propiedades, como la casa del Rocío, su ático en Fuengirola, sus propiedades en Sevilla y más de la mitad de Cantora.

Los particulares lo tendrán difícil para cobrar su deuda

Parece difícil determinar a cuánto asciende la deuda de Isabel Pantoja a particulares, pero esta cifra podría superar los 800.000 euros, según ha afirmado Kiko Rivera en su última entrevista. Pero parece que la larga lista de particulares que llena la lista de pagos pendientes de Isabel Pantoja no lo tendrán fácil para cobrar su capital, pues a la presión ejercida por la Hacienda Pública y los bancos para el cobro de las cuotas no satisfechas, hay que sumarle la nula voluntad mostrada en el pasado por la deudora para enfrentar sus deudas y su escasos ingresos por su actividad profesional.

Es por ello que sus acreedores solo podrían recuperar su dinero interponiendo acciones legales las cuales permitan el embargo de sus propiedades antes de que todas estas salgan a subasta pública o a la venta. No obstante, debe tenerse en cuenta que ellos serán los últimos en el cobro de sus deudas, ya que la ley establece que la Hacienda Pública y la entidades bancarias deben tener prioridad sobre los particulares.

Su deuda con su propio hijo

Su hijo, Kiko Rivera parece que forma parte de la lista de particulares a la que Isabel debe dinero. Así Kiko le reclama a su madre tres millones de euros, dinero que parece provenir del reparto de la herencia de Paquirrí y de un préstamo que Kiko Rivera afirma haber pedido para ayudar a su madre cuando ingresó en la cárcel.

No obstante, Kiko Rivera no quiere ir a juicio por ese dinero, afirma que por principios no es capaz de hacerlo y que le duele que le digan que va a demandarla. Además también afirma que conoce los antecedentes de su madre por lo que entiende las consecuencias de reclamar legalmente a su madre este dinero. Aunque sin duda, Rivera destaca que el dinero no ha sido el causante de su mala relación con su madre, pues relata que ella le ha hecho daño y le ha fallado.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!