Uno de los debates de La Sexta Noche abordaba el hecho de si existía censura en España en estos momentos. Como viene sucediendo, uno de los habituales contertulios era el director de La Razón, Francisco Marhuenda [VIDEO]. En esta ocasión, también estuvo presente el rapero Valtonyc, que ha sido condenado recientemente.

Pues bien, el enfrentamiento entre ambos no tardó mucho tiempo en generarse. Al apuntar Marhuenda que “aquí no hay censura alguna y que es que la libertad de expresión no es absoluta porque desde luego que no hay derechos absolutos”, ante el estupor de la redes sociales que no tardaron en reaccionar con especial estupefacción ante la declaraciones de intenciones del anterior asesor de Mariano Rajoy.

El clima de enfrentamiento con Valtonyc fue en aumento, hasta el punto de tratarlo con una falta respeto impropia de un programa televisivo. El cantante condenado a prisión llegó a decir: “mis letras no generan odio, lo genera los papeles de Bárcenas y Urdangarín esquiando en Suiza”. Unas palabras que dolieron especialmente al máximo responsable del diario La Razón. No tardó mucho tiempo en que les contestase con un tono chulesco que llamó la atención a los restantes contertulios.

Reacción en las redes sociales

No pasaron muchos minutos para que los usuarios recriminasen el tono chulesco empleado por el contertulio de La Sexta con comentarios muy ofensivos hacia su persona y trayectoria profesional. En especial con su primera intervención de la noche en la que comentó sobre la presencia del joven rapero: “es verdad que aquí, con este aire, despierta simpatía”.

Con alusiones en las que ponía de manifiesto su superioridad y ejerciendo más de juez que como periodista. Se le llegó a escapar en un momento del programa una interpelación fuera de tono como “pobre chico, podría ser mi propio hijo”.

También tuvo varios rifirrafes con los pensionistas

No fue la única salida de tono por parte de Francisco Marhuenda durante su intervención. En el anterior debate el objeto de sus afiladas críticas fueron los jubilados, que asistieron a La Sexta Noche para explicar los motivos de sus quejas. Pero en esta ocasión, fue objeto de las réplicas de estas personas que no se mordieron la lengua para afear su conducta y las opiniones vertidas en el programa de este fin de semana.

No en vano, hasta dudó de que algunos de ellos cobrasen una pensión tan baja como la que comentaban. En general, con un tono de desprecio que molestó enormemente a los representes de este importante colectivo social.