Ha pasado un cuarto de siglo desde que la serie comenzase a andar Expediente X. Fue todo un fenómeno para la televisión de los 90. Y tras el parón a inicios del nuevo milenio, los agentes Scully y Mulder han vuelto a la carga. La cadena de televisión FOX ha emitido ya 3 de los 10 episodios prometidos para esta undécima temporada.

Si el primero empataba con el final de la décima temporada, siendo importante en la trama principal, se convirtió en el más flojo de los 3 conocidos. Estos dos últimos nos han devuelto a las entregas semanales autoconclusivas. Muchos fans tuitearon anoche el sabor añejo de los 2 capítulos y las buenas sensaciones que dejan.

Básicamente, se ha pasado de la vuelta de tuerca del primero a aventuras que no tienen luego por qué seguir activas.

El monstruo de la semana ha vuelto

Varios fans usaron la expresión 'monstruo de la semana' para hacer referencia a este tipo de episodios. Son investigaciones que tocan, generalmente, una sola anomalía, un fenómeno concreto, saltándose la trama principal de conspiración alienígena y encubrimientos gubernamentales.

Lo interesante de esta tipología es la agilidad que confiere a la serie, además de las escenas que dejan para el recuerdo. Retratan, por así decir, el día a día de los estudios realizados por esta pareja de agentes. Las dos últimas entregas nos los han presentado en situaciones de acción, tiroteos y sistemas cibernéticos que custodian mentes humanas (capítulo 11x02, 'This'), ofreciéndonos escenas de replanteamiento de vidas, confesiones personales y lucha contra la cercanía de una muerte inducida y preparada por unos mellizos telepáticos (el episodio en FOX España, 11x03, 'Plus One').

Una temporada encauzada al éxito

La apuesta por episodios autoconclusivos sigue convenciendo a los fans. Esto no se consiguió con el primero de la temporada 11. Quizás el ritmo y la cantidad de datos, unido al hecho de que se trata de un regreso al pasado, en vez de una continuación temporal del final de la temporada 10, enturbió los ánimos de los fans.

Al final, nos dejaron con revelaciones inesperadas (como la nueva paternidad del Fumador), con misterios sin resolver (¿dicen la verdad cuando afirman que los aliens no están interesados en la Tierra por su mal estado ecológico?), con el ansia por saber del hijo de Scully (¿será un chico normal o recuperó sus poderes?) y con la intriga por saber si el mundo se acaba o no tras la infección pandémica.

Pero, como sucedía antaño, ahora nos introducen en investigaciones sueltas, con apariciones queridas, como la de Langly, e inesperadas, como la de los hijos reales de Gillian Anderson o la actriz Karin Konoval en un doble papel (femenino y masculino). Todo un despliegue de otros mundos [VIDEO].

Y esto no ha hecho más que empezar.Todavía nos quedan 7 expedientes X [VIDEO].