Uno de los concursantes que más expectación levanta de la edición de "Supervivientes" que arrancará el próximo domingo, ha concedido una entrevista a la revista "Mine" en la que se ha sincerado y ha aclarado aspectos de su vida y ha dado puntos de vista acerca del Reality de Telecinco del que va a formar parte durante las próximas semanas en Honduras.

El catalán, de 41 años, ha declarado con mucha seguridad que le apasiona el tema de la supervivencia, destacando que ha sido legionario y que, además, lleva muchísimos años buscándose la vida, que es la temática del programa, y, por ello, él se siente un concursante fuerte y experimentado.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Asimismo, aportó su punto de vista acerca de este tipo de espacios televisivos, y es que el actor es de los que opinan que la gente que acude a estos realities es porque televisivamente está "muerta" y buscan promocionarse de alguna manera.

Nacho Vidal, que tiene 41 años, ha confesado que Mediaset le ha ofrecido en varias ocasiones formar parte de las aventuras del estilo de "Supervivientes", pero las rechazó por comodidad, ya que considera que en su vida no necesitaba ese aporte.

Así, acorde a sus opiniones sobre el reality en el que va a concursar, el barcelonés afirma que finalmente ha caído en la tentación y acudirá a Honduras porque él mismo siente que necesita promocionarse. Lamenta el perjuicio que Internet ha supuesto para varios campos, como el de su profesión.

Por otra parte, Nacho Vidal ha reconocido que es consciente de que, después de llevar alrededor de 20 años en el mundo del cine para adultos, la gente tiene la idea de que solo sirve para ello. Él piensa que no está mal encaminada con esa etiqueta que le tienen, pero asegura que es algo más.

Vídeos destacados del día

El actor también ha aprovechado la entrevista que ha concedido para referirse a sus problemas con la justicia de los últimos tiempos, y es que afirma que su mala relación con los medios de comunicación tiene su origen especialmente en las críticas y las acusaciones que ha recibido, sin tener la oportunidad de ser "inocente hasta que se demuestre lo contrario". Destaca que quedó libre sin tener que aportar fianza y sin que le retiraran el pasaporte, pero a su vez lamenta que la prensa no habla de ello, de su inocencia.