Las mascarillas de protección contra la Covid-19 hasta hace poco eran solo necesarias para los contagiados o el personal sanitario, pero desde el 21 de mayo son de uso obligatorio en toda España en determinadas circunstancias. Esto ahora supone un riesgo en cuanto a la calidad de las mascarillas y a los posibles engaños por parte de personas malintencionadas con deseos de hacerse ricos con el sufrimiento de los demás, al querer vender mascarillas de mala calidad o falsas.

Qué mascarillas deben usarse

La función de una mascarilla varía de acuerdo al propósito que quiera dársele. Están las que sirven para protegerse del polvo, que comúnmente se usan para limpiar; otras para evitar ciertos olores; y las higiénicas.

Están las utilizadas a nivel quirúrgico, que impiden que el sanitario contamine a un paciente o viceversa con algún virus o bacteria. Y están las caseras que, aunque no son muy eficaces, sí pueden evitar que un infectado propague la enfermedad.

Una mascarilla de calidad, sea casera o industrial, debe tener varios componentes mínimos. En cuanto a las hechas en casa, la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Nekane Murga, advierte que deben tener celulosa y doble capa de algodón para poder filtrar el aire. La eficacia de las mascarillas es nula si la persona se toca la cara, no mantiene la distancia de seguridad con otras personas y, por supuesto, si no se lava las manos con jabón cada vez que puede.

Cómo reconocer las mascarillas falsas

Si la persona ya ha visto la seriedad del asunto y con madurez entiende que su vida está en juego, es posible que desee invertir un poco de dinero en una buena mascarilla y guantes. Para alguien que no está infectado de Coronavirus, es apropiado que use una mascarilla higiénica, de las cuales hay varias categorías.

Están las que se rigen por los requisitos UNE y las que no los cumplen. En el caso de las que no los cumplen, en cierto modo pueden considerarse mascarillas falsas o de imitación. Su protección es casi ninguna y a la hora de la verdad, por ejemplo, si algún infectado estornuda muy cerca, aunque se lleve puesta una de estas mascarillas, el virus igual la atravesará.

En este caso no vale aquello de que es mejor que no llevar ninguna mascarilla puesta.

Para reconocer una verdadera mascarilla se debe ver la etiqueta, aunque no venga en un paquete, y lo mismo si se compran vía online. Además, esta etiqueta no solo debe mostrar que es UNE sino que además debe indicar el vencimiento de la misma y la calidad del material con el cual fue fabricada, e incluso el máximo uso que puede dársele.

Los infectados deben usar mascarillas quirúrgicas

Si una persona es portadora de Covid-19 deberá usar una mascarilla del tipo quirúrgica aunque sea asintomática. Estas mascarillas ofrecen protección a la inversa de una mascarilla normal. Filtra el aire que entra pero también el que se exhala y cubre casi totalmente desde la nariz hasta la parte más baja del labio inferior de la boca.

Estas mascarillas no se venden sin envoltura o de una forma que no se preserve su pureza. En la etiqueta deben aparecer datos como CE, UNE, tipo de protección y en algunos modelos fecha de vencimiento. Si una mascarilla quirúrgica no tiene esta información en la etiqueta es una mascarilla inservible o falsa. Y no solo eso, es un peligro para el que la compra si está infectado y para los que estén cerca del que la use.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!