El consumo de la cafeína se ha convertido en una actividad recurrente y mundial practicada diariamente por varias personas. Se le considera un estimulante natural del sistema nervioso que contiene antioxidantes responsables para combatir enfermedades y en cantidades adecuadas, su efecto en la salud es altamente positivo. Sin embargo, el abuso de cafeína puede causar varios problemas de salud.

Tipos de cafeína

La cafeína se genera de dos maneras, de forma natural, a partir de plantas) y artificial, fabricada por el ser humano. Forma natural. En este grupo se encuentran los tradicionales granos de café, las hojas de té, las vainas de cacao, y las nueces de cola (la nuez que es clave en la preparación del famoso refresco Coca Cola).

Forma artificial o sintética. Este tipo de cafeína pensado por y para el ser humano se halla en los alimentos, las bebidas, y los medicamentos, como los analgésicos.

La cafeína y las enfermedades

En la prevención y cura de algunas enfermedades se ha constatado que el café, el cacao y el té contienen sustancias químicas que podrían jugar un papel crucial en la salud mental. En el caso de la memoria, la cafeína se dice que podría llegar a evitar la demencia o el Alzheimer. En un estudio de la Universidad de Harvard para la identificación de los efectos de la cafeína en la salud, se ha demostrado que en aquellas personas mayores de 65 años o más, una porción de 261 miligramos de cafeína al día puede reducir los síntomas de la demencia.

La cafeína, los dolores de cabeza y el aumento de peso

Generalmente, una adecuada dosis de cafeína disminuye la fatiga y los dolores de cabeza, según The Institute for Scientific Information on Coffee. Sus efectos activan la atención, el estado de alerta, y mejoran el estado de ánimo. En el caso del tratamiento de las migrañas, el hecho de tomar cafeína junto al paracetamol tiene efectos satisfactorios.

Sin embargo, consumir cafeína en cantidades desmesuradas puede tener consecuencias negativas, especialmente en las chicas adolescentes. Su abuso puede causar dolores de cabeza debido a la falta de sueño, ejercicio, o desayuno. Además de los dolores de cabeza, la cafeína en exceso puede llegar a provocar mareos, insomnio, temblores e inquietud, ansiedad, taquicardia, deshidratación, y dependencia.

A pesar de que las bebidas energéticas sean consumidas, en grandes cantidades, por jóvenes pueden ser nocivas para la salud. La cantidad de cafeína añadida a estas bebidas sobrepasa la dosis recomendada, por lo que pueden provocar muchos síntomas negativos de los enumerados en el punto anterior. Es más, ya que contienen una gran dosis de azúcar, pueden influenciar en el aumento de peso.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!