A la hora de tener el plato de comida en la mesa solo nos dedicamos a comer, pero poco sabemos de las propiedades y beneficios que estos aportan en nuestro organismo. A continuación, hay que tomar nota para que incluyan estas frutas y hortalizas en la próximas compras del supermercado.

El aguacate contiene potasio

El aguacate o palta como también es conocido es una fruta que se ha consumido por siglos. Es rica en grasas e increíblemente nutritivA la mayor parte de la grasa en el aguacate es ácido oleico, ácido graso que también es el componente principal en el aceite de oliva y se supone que es el responsable de algunos de sus efectos beneficiosos relacionados con el cáncer.

Además poseen un alto contenido de potasio y estudios revelan que consumir potasio ayuda a bajar la presión arterial, siendo el indicador principal de riesgo cardiovascular evitando infartos y disfunción renal.

Otro nutriente que se encuentra en el aguacate es la fibra, que contiene en elevadas cantidades y contribuye con la pérdida de peso, reduce el azúcar en la sangre, disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos. Esta fruta contiene Vitamina A, B5, B6, E,C,K, acido fólico junto a pequeñas cantidades de hierro, zinc, magnesio, entre muchas más.

El pepino es bueno para adelgazar

El pepino a parte de aportar beneficios cosméticos proporciona beneficios para la salud. Pertenece a la familia de la calabaza y la sandía, es rico en agua y es un perfecto aliado a la hora de adelgazar. Es nutritivo sus vitaminas como la B favorece al sistema nervioso y celular por contener antioxidante, antiinflamatorio, posee ácido fólico, vitamina C, hierro, potasio y fosforo.

Ayuda a combatir el cansancio, el estrés, siendo recomendable hacer preparados de batidos de pepino con manzana o agua de pepino con limón siendo un recurso natural para aliviar el cansancio o los dolores de cabeza.

La vitamina C previene enfermedades inmunológicas

Las propiedades que contiene el limón sobre la salud lo convierten esencial para el organismo por su vitamina C siendo importante para el buen estado de los vasos sanguíneos, huesos, piel y dientes, originando a la formación de colágeno influyendo en una piel sana.

Ayuda a la cicatrización de la heridas, así como previene al sistema inmunológico como complicaciones a raíz de una simple gripe evitando una infección respiratoria.

También previene el envejecimiento prematuro además de reducir el riesgo de presentar enfermedades degenerativas, hipertensión, cataratas e infartos. Comúnmente las personas con el llamado “resfriado común” suelen tomar limón caliente con un poco de azúcar para aliviar el malestar general.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!