Los Alimentos dietéticos, muy comunes en las naciones industrializadas, con frecuencia se confunden con productos naturales, sin embargo, tienen otras funciones como establecer un equilibrio saludable en las dietas diarias, además de ayudar a las personas a alimentarse correctamente en condiciones muy precisas.

Los nutricionistas señalan que algunos productos dietéticos están dirigidos, por ejemplo, a la alimentación del lactante o del deportista y son bien concebidos y útiles. Mientras, algunos tienen otros beneficios como un mejor control de las vitaminas que aportan al organismo humano.

Los productos de “contenido garantizado de vitaminas” están preparados de manera particular o están adicionados con vitaminas sintéticas, en forma tal que el producto terminado contenga del 80 al 200% de la cantidad de los productos citados en su etiqueta y naturalmente presentes en el conjunto de las materias primas aplicadas.

Las vitaminas y los alimentos dietéticos

Una alimentación bien concebida, en realidad, debe suministrar la cantidad de vitaminas indispensables sin que sea necesario acudir a productos dietéticos.

Muchos de ellos son utilizados para usos como: la alimentación infantil, para diabéticos, deportistas, ancianos, control de peso y dietas sin gluten. También se incluyen los alimentos pobres en sodio y alimentos destinados para usos médicos especiales, como el caso de los pacientes que requieren sondas.

Estudios sobre nutrición advierten que, en cuanto a los problemas de absorción, se exige un suministro controlado de vitaminas sintéticas, pero en forma medicamentosa. Finalmente, estos productos han sido el último refugio de los productos milagrosos “para adelgazar”.

Por otra parte, los productos de contenido garantizado de magnesio deben incluir de 150 a 300 mg de magnesio, para 100 mg de extracto seco. En este caso, un problema patológico exige un suministro medicamentoso evaluado y un problema alimenticio exige una revisión de la alimentación. Sería mejor, sin duda, vigilar que se preparen alimentos corrientes menos pobres en magnesio que obligar a este doble gasto.

Los productos de régimen alimenticio

Estos alimentos se han ideado para responder a necesidades modificadas por diferentes estados patológicos.

Algunos especialistas aún discuten sobre la utilidad real de algunos de ellos.

Muchos regímenes, especialmente contra la diabetes o el exceso de peso, pueden realizarse con alimentos corrientes. Estos se recomiendan bastante y exigen una “reeducación” alimentaria. Sin embargo, la reglamentación ha permitido imponer composiciones y condiciones estrictas de fabricación. En algunas naciones se ha prohibido la alusión publicitaria a las cualidades terapéuticas de los productos de régimen.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más