Según Gema del Caño, experta en seguridad alimentaria, la última moda sobre los beneficios del agua del mar para la salud es completamente mentira. La última moda en redes sociales es sustituir el agua dulce por el agua salada del mar.

Según la experta, esta nueva tendencia de consumir agua que contenga un porcentaje de sal determinado no tendría ningún tipo de beneficio y, mucho menos, los beneficios que se aseguran en los blogs o en algunas redes sociales.

La joven fue invitada al programa “Cuatro al día” donde explicó las consecuencias que tiene para el organismo, el hecho de sustituir el agua dulce por la del mar, desde una simple gastroenteritis hasta sufrir una insuficiencia cardíaca. Incluso, la falta de agua dulce en el organismo puede llegar a provocar desmayos o problemas muy serios de salud.

Esta corriente de calidad de vida se conoce ya como "el timo del agua del mar"

Ya es conocido como el timo del agua del mar, y los grandes defensores de esta forma de vida aseguran que son las farmacéuticas están detrás de este tipo de campañas en contra. Pero, sus defensores aseguran que al consumir este tipo de agua facilitamos al cuerpo todos los elementos que aparecen en la tabla periódica, que no se podría conseguir con otro tipo de bebida o producto isotónica.

Por otro lado, esta agua tendría una serie de propiedades muy importantes para el cuerpo como ser un alcalinizados para el medio interno (que protegería del cuerpo de diversas enfermedades), nutriente de las células, laxante, reconstituyente, neutralizador de la acidez, cicatrizante, desinfectante y se recomienda si la persona quiere perder peso.

Pero, los médicos están advirtiendo que todas teorías son mentira, no tienen ninguna base y, por tanto, no debería hacerse caso de este tipo de consejos.

Beber agua del mar puede provocar diarreas y deshidratación

Según indican los defensores del agua del mar, no se puede beber directamente, hay que hacerlo de forma adecuada. El agua del sal tiene una media de 36 gramos de sal por cada litro, peo el cuerpo humano puede asimilar, como mucho, nueve gramos por litro. Por eso, si se bebe agua del mar sin estar tratada adecuadamente provocaría una diarrea y, finalmente, una deshidratación.

Pero, como indica Gema del Caño, todo esto es mentira y pondría en serio riesgo el estado de la salud que decida apostar por esta moda, ya que, podríamos provocar problemas serios de deshidratación que pondría en riesgo, incluso, nuestra vida. Lo mejor, es beber agua dulce como siempre se ha hecho

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más