Al parecer, dormir más de diez horas al día o tomar largas siestas, aumentan las posibilidades de morir más joven en un 30 %, según estudios publicados por el Journal of American Heart Association. Pero no dormir lo suficiente, también aumenta las posibilidades de sufrir Enfermedades como la diabetes o aumenta los riesgos de padecer de obesidad.

El estudio fue realizado por la Universidad de Keele en Staffordshire, en 74 estudios a tres millones de personas demostrarían que lo ideal es respetar las horas de sueños establecidas como saludables, que es de siete a ocho horas diarias, en personas adultas.

Anuncios

Además, el estudio dirigido por Chun Shing Kwok, jefe de la investigación, en colaboración con el profesor Mamas Mamas, aseguran que las influencias culturales, sociales y la cotidianidad ejercen una influencia negativa en los patrones de sueño, ya que no se respetan los horarios establecidos para el descanso necesario del organismo.

Los factores que desencadenan el riesgo

Luego que el cuerpo toma las ocho horas de descanso, que generalmente se recomiendan, se regeneran las células y se reparan los vasos sanguíneos, pero con cada hora adicional se aumenta el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular.

Es decir, si una persona tiene más de diez horas en cama, sus posibilidades de morir por un accidente cardiovascular aumentan en un 56 %, un 41 % por enfermedad cardiovascular y un 44 % de presentar algún tipo de complicación coronaria.

La explicación científica para esto, se basa en que el sueño anormal es un marcador de riesgo cardiovascular elevado, por lo que se debe prestar mucha atención al tiempo de duración del sueño y a la calidad del mismo, cuando se le consulta a los pacientes sobre sus patrones de sueño, y más cuando este es en exceso, según las recomendaciones dadas por el jefe de la investigación.

Anuncios

Se debe considerar en los casos de sueño en exceso, la detección de factores de riesgo cardiovascular y apnea obstructiva del sueño, que es un trastorno grave y que por lo general pasa inadvertido.

La depresión es una de la causas que pueden surgir de dormir en exceso, al haber cambios en la química cerebral, así como también el estar acostado en la misma posición durante horas, puede causar molestias articulares y dolores musculares. Aunque no se descarta, que las mismas condiciones de salud que posean las personas, son las que provoquen el dormir demasiado.

Las recomendaciones para cambiar los hábitos de sueño

Siempre se ha recomendado por parte de los expertos, que las horas de sueño deberían estar entre las siete u ocho horas de descanso, lo que lograría evitar cualquier complicación de salud a largo plazo, y sobre todo, si se quiere tener una vida larga y duradera, recordando que cualquier tipo de exceso siempre es nocivo y trae consecuencias no deseadas para la salud.

Para ello es necesario, antes que nada, realizarse un buen control médico, y luego crear hábitos que permitan crear las condiciones para un sueño reparador y respetar las horas de descanso.

Anuncios