Una de nuestras mayores preocupaciones es mantener una dieta [VIDEO]balanceada con los suficientes nutrientes para nuestro organismo. Los desórdenes alimenticios pueden traer problemas a nuestra salud como la obesidad o el cáncer. Por eso es de vital importancia tener en cuenta los tipos de alimentos que ingerimos.

Recientemente la Organización Mundial para la Salud (OMS) confirmó que la dieta nórdica puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades [VIDEO]como el cáncer, la diabetes y solucionar problemas cardiovasculares.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Muchos países europeos han promovido esta dieta como modelo alimentario logrando grandes resultados, según afirma la OMS.

La dieta nórdica está basada en los alimentos procedentes de países de Europa del norte.

Estos países son Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca e Islandia. Considerados los países más ricos y con las mejores democracias del mundo. Ahora estos países también resaltan por su tradición alimenticia. Estos países que se caracterizan por su clima adverso, en donde las zonas más cercanas al círculo polar registran -35°C, han desarrollado su estilo de vida para garantizar su supervivencia. Lográndolo gracias a una dieta balanceada que se apoya en pescado y en alimentos orgánicos que evitan el uso de químicos o pesticidas.

Bases de la dieta

Debido a las dificultades climáticas, la dieta nórdica se basa en frutas y verduras que se pueden cultivar en esta región. También se basa en un alto consumo de pescado debido a que la mayoría de las ciudades nórdicas se encuentran en las costas. Los alimentos de la dieta nórdica son:

  • Pescados: el salmón o el atún son el alimento protagonista debido al gran aporte de omega 3 que da al organismo.
  • Carne de caza: carne de alce o reno. Debido a que dichos animales viven en la naturaleza no se han contaminado por procesos químicos.
  • Cereales enteros: como la avena, cebada o centeno.
  • Lácteos desnatados.
  • Frutas: como la manzana o la pera.
  • Bayas y frutos del bosque.
  • Legumbres: como las lentejas o alubias.
  • Verduras de hoja verde: como las espinacas o acelgas.

Pérdida de peso y mejora sustancial de la calidad de vida

Debido a la simplicidad de la dieta nórdica, es ideal para las personas con la tensión alta, diabetes o con el colesterol alto.

Además de esto un estudio realizado en 2014 de la Universidad de Copenhague comprobó que esta dieta ayudaba a reducir tres veces más de peso. Personas que han optado por esta dieta hablan de una perdida de hasta 5 kilos.

Una dieta baja en calorías, con productos sin aditivos y cultivados en la naturaleza puede mejorar sustancialmente nuestro estilo de vida. La dieta nórdica es la mejor opción a la hora de planificar nuestra alimentación.