La salud ósea de su hijo podría no ser su principal preocupación cuando piense cómo la nutrición óptima afecta la salud de sus hijos. Después de todo, la osteoporosis afecta en gran medida a los adultos mayores. Pero, con los Niños construyendo alrededor del 40 por ciento de su masa ósea entre las edades de 9 a 14 años, y alcanzando el 90% de su masa ósea a los 18 años (para niñas) y 20 (para Niños), la salud ósea problema para los niños.

Anuncios
Anuncios

Piense en la salud ósea como una cuenta de ahorros. El hueso es tejido vivo que se da vuelta constantemente con depósitos y retiros regulares. Durante la infancia y la adolescencia, los huesos se preparan para hacer la mayor cantidad posible de depósitos, para su uso durante el resto de la vida de una persona. A continuación los nutrientes necesarios y que deben estar presente en la alimentación de los niños para desarrollar huesos fuertes.

Anuncios

Calcio

Intente obtener una buena fuente de calcio en cada comida. La leche, el queso y el yogur son las fuentes naturales más ricas de calcio. Por ejemplo, un vaso de leche de 8 onzas proporciona 300 miligramos de calcio, o alrededor de un cuarto a un tercio de la ingesta diaria recomendada.

Otras fuentes de alimentos no lácteos incluyen almendras, brócoli, col rizada, higos, tofu preparado con calcio y soja. Algunos alimentos están fortificados con calcio, incluidos ciertos jugos, bebidas no lácteas y cereales.

Vitaminas

La vitamina D, la exposición al sol desencadena la producción de esta vitamina , pero esto puede variar mucho con la pigmentación de la piel, la estación y la geografía.

Si vives en el norte de los Estados Unidos, hay una buena probabilidad de que no obtengas suficiente exposición al sol en invierno para una producción adecuada de esta vitamina.

Además, la exposición a la luz solar aumenta el riesgo de cáncer de piel y bloqueador solar bloquea la producción de vitamina D.

Existen solo algunas fuentes naturales de alimentos con vitamina D, como las yemas de huevo y los pescados grasos como el salmón y el atún.

Puede encontrar esta vitamina en fuentes fortificadas como jugo de naranja, leche y algunas bebidas no lácteas. Hable con su pediatra acerca de darle a los niños suplementos de vitamina D para alcanzar las 600 UI recomendadas por día.

La vitamina K, las mejores formas de obtener vitamina K se encuentran en alimentos tales como vegetales de hojas verdes (col rizada, repollo, espinacas y brócoli), guisantes y judías verdes. Aproximadamente el 10% de esta vitamina que absorbemos está hecha de buenas bacterias en el colon.

Anuncios

Magnesio

Busque fuentes alimenticias de este mineral, como almendras, espinacas, frijoles negros, mantequilla de maní, aguacate, pan de trigo integral.

Actividad física

El ejercicio regular con pesas estimula los huesos y los fortalece. Pruebe actividades como correr, caminar, bailar, tenis, gimnasia, baloncesto, voleibol, skateboard, fútbol y pesas para formar huesos. Si bien la natación y el ciclismo son excelentes para la salud cardiovascular, no soportan el peso. Si estos son los deportes preferidos de su hijo, aliéntelos a que realicen actividades para cargar peso también.

Anuncios

Tenga en cuenta estas acciones negativas

Tan importante como lo que hacen los niños para promover la salud ósea es lo que no hacen. La salud ósea puede verse comprometida en estos años críticos por:

  • De fumar
  • Bebiendo alcohol
  • Dieta y alimentación desordenada
  • Falta de tratamiento para el entrenamiento deportivo que puede resultar en un estado hormonal comprometido
  • Ausencia o ausencia de períodos menstruales

Al proporcionar que los niños reciban la mejor interacción de nutrientes y ejercicio, al tiempo que evitan las prácticas que dañan los huesos, pueden maximizar su potencial de ahorro óseo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más