Comer saludablemente y seguir una DIETA es algo muy beneficioso. Pero, hay que tener en cuenta si estas consumiendo los nutrientes necesarios para mantenerte saludable, debes prestar atención si lo que está comiendo afecta negativamente tu vida cotidiana y su bienestar general.

A continuación, algunas señales que pueden indicar que tu dieta está afectando a tu cuerpo:

Tiene hambre constantemente o presentas irritabilidad

¿Cuántas veces has comenzado el lunes por la mañana con una nueva dieta después de un festín de dos días? Si tu objetivo es privar a tu cuerpo de comida de todas esas calorías adicionales, lo más probable es que tu primera opción pueda ser omitir el desayuno o simplemente tomar una taza de café, pero eso es lo peor que puedes hacer.

Si comienzas tu día con hambre, pero eliges ignorar tus dolores de estómago, hay una buena probabilidad de que estés buscando algo a media mañana.

Las calorías y los carbohidratos inadecuados pueden hacer que te sientas mal. Cuando tú tienes demasiada hambre, probablemente te inclinarás hacia el azúcar para obtener energía rápidamente, lo que puede llevar a que tu estado de ánimo y tu nivel de azúcar en la sangre suban demasiado.

Estás demasiado cansado

Si te diriges a media mañana y necesita una siesta, es posible que debas volver a examinar su dieta. Restringir las calorías por debajo de lo que tu cuerpo necesita durante demasiado tiempo puede hacer que te sientas cansado y con poca capacidad para concentrarte.

Sentirse demasiado cansada puede significar que no estás comiendo suficientes carbohidratos, está deshidratado o, para muchas mujeres, no está obteniendo suficiente hierro.

Las calorías y carbohidratos inadecuados pueden afectar tu nivel de energía, especialmente si disminuyen rápidamente a medida que su cuerpo trata de conservar energía.

Problemas de estreñimiento

Si gastas demasiado (o no lo suficiente) tiempo en el inodoro, existe una buena posibilidad de que tu dieta no este andando bien. El estreñimiento y la diarrea son signos de que tu dieta puede estar afectando negativamente a tu cuerpo. Si no estás comiendo suficiente fibra, es posible que tenga un problema para evacuar.

Es posible que note cambios gastrointestinales negativos si eliminas las fibras de tu dieta que se encuentran en los granos. Esta es una de las primeras formas en que tu cuerpo te advertirá sobre tu salud.

Tienes frío todo el tiempo

Este es otro signo común de que no estás recibiendo suficiente comida, ya que tu cuerpo intenta reducir la termogénesis (creación de calor) para conservar energía. Consumir muy pocas calorías, tener deficiencia de nutrientes como el hierro, y estar por debajo de un peso corporal Saludable son todas razones por las que tu dieta te podría estar causando efectos negativos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!