Si tienes un bikini precioso para usar en una fiesta en la piscina dentro de dos semanas, pero hay un pequeño problema: no hay forma de esconder tu abultada grasa abdominal con este hermoso traje de baño, es hora de que cambies tus hábitos de vida.

¿No estás seguro de cómo lucirás con ese impresionante bikini que te espera en tu armario? Presta atención a estos cuatro hábitos que pueden causar grasa abdominal y asegúrate de hacer lo contrario para que puedas perder esos bultos antiestéticos lo más rápido posible.

Beber bebidas gaseosas regularmente

¿No puedes durar un día sin tomar una lata o dos de refresco? Esto es lo peor que puedes hacerle a tu cuerpo. Según los estudios de investigación, tomar refresco diariamente puede hacer que tu cintura aumente al menos cinco veces más rápido que aquellas personas que no lo hacen.

Esto se debe a la gran cantidad de azúcar que contienen las gaseosas, que se queda acumula en áreas de tu cuerpo, como los abdominales. Los refrescos light no son mejores que los regulares, ya que contienen edulcorantes artificiales.

La falta de sueño

Tu cuerpo aumenta la hormona del estrés, el cortisol, cuando no duermes lo suficiente. El cortisol hará que anheles el azúcar, lo que significa que terminarás comiendo demasiadas calorías. Dormir lo suficiente ayuda a controlar la grasa del vientre y aumentar tu nivel de leptina, lo que ayuda a controlar tu apetito.

La solución es mantener esos niveles de cortisol bajo control por obtener al menos 7 a 9 horas de sueño cada noche.

Cenas tarde en la noche

Si bien es cierto que tu cuerpo quema calorías de manera natural mientras duermes, es posible que no puedas hacerlo de manera eficiente cuando te acuestes con el estómago lleno. Esto puede causar que la grasa se acumule en el vientre. Comer hasta tarde y recostarse con el estómago lleno aumenta el riesgo de desarrollar reflujo ácido e indigestión. Para prevenir estos malestares, considera comer comidas más pequeñas por la noche y no te acuestes durante al menos tres horas después de la cena.

Si es posible, simplemente come frutas en caso de que sientas algo de hambre en la noche.

No tienes suficiente proteína en tu dieta

¿Has estado privando a tu cuerpo de alimentos ricos en proteínas? En general, los adultos sanos deben consumir al menos 20 a 25 gramos de proteína en cada comida, aunque esto depende de su nivel de actividad y tamaño corporal. Los hombres en particular deben obtener 10 gramos adicionales de proteína con cada comida para asegurar una salud excelente. Al aumentar la ingesta de proteínas, puedes equilibrar tu nivel de azúcar en la sangre, mientras reduce los niveles de insulina para promover una tasa metabólica mejor.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más