Si tenemos un animal de compañía es vital conocer los primeros auxilios que podemos ofrecerle cuando este se lesiona. Esta semana te enseñamos a actuar en diferentes casos de emergencia:

Reducir el dolor y el estrés del animal tras un accidente

El principal objetivo cuanto tu mascota ha resultado herida es estabilizar su situación de ansiedad. Generalmente el animal tiende a ponerse nervioso ante un accidente, por lo que te recomendamos ponerle un bozal o una venda con el fin de evitar que te agreda.

Para reducir el dolor de la mascota se recomienda aplicar un poco de hielo sobre la zona. Esta acción ayudará a rebajar la inflamación a consecuencia de la herida.

Controlar una hemorragia antes de acudir al veterinario

Si tu mascota resulta dañada por un corte, lo primero que debes hacer antes de vendarla es lavar la herida con agua oxigenada o con agua y jabón para que no se infecte la zona. Este aseo ayudará a retirar posibles bacterias o restos de materiales provocados por el corte.

Si ves que tu mascota no para de sangrar es necesario que realices un torniquete con una cuerda. El procedimiento a seguir ante esta situación es el siguiente: aplicar presión cerca de la herida.

Ante las quemaduras nunca vendar la zona

Un error muy común es vendar la zona afectada. La curación adecuada de una herida generada por una quemadura es aplicar una pomada específica de efecto antibiótico como esta.

Cómo actuar ante síntomas de asfixia

En el caso de que tu mascota no respire se puede intentar reanimar aplicando presión a ambos lados del tórax.

A continuación te dejamos una demostración de una reanimación cardio-pulmonar para mascotas:

Ante las convulsiones

Si tu perro o gato sufre un ataque epiléptico es recomendable sujetar al perro para evitar que se muerda la lengua. Debes introducir en su boca un pañuelo así como cubrir al animal con una manta para relajarlo en la medida de lo posible.

Mordedura de otro perro

Es muy habitual que tu perro pueda resultar herido por otro can en una pelea en uno de tus paseos matutinos. En el caso de que esto suceda debes limpiar con mucho cuidado la zona infectada.

Se debe aplicar agua tibia y un desinfectante y después aplicar una crema antiséptica. Importante: en el caso de no llegar a la zona afectada, debes cortar el pelo de alrededor de la herida para realizar esta cura.

El botiquín de primeros auxilios para mascotas

Sea cual sea el accidente que ha sufrido tu mascota, es imprescindible actuar con eficiencia y rapidez, así como acudir al veterinario tan pronto como sea posible para que atienda al animal. Asimismo es recomendable tener a mano un botiquín de primeros auxilios con los siguientes utensilios: guantes de goma estériles, tijeras, goma elástica para torniquetes, solución antiséptica, esparadrapo y gasas, algodón, agua oxigenada y alcohol.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más