En las fibras nerviosas del sistema nervioso central hay un material compuesto por proteínas y grasas, llamado mielina. Este material, además de proteger las fibras, facilita la conducción de los impulsos eléctricos entre ellas. Las personas que padecen de esclerosis múltiple pierden mielina en numerosas aéreas del sistema nervioso central, y estas zonas se denominan placas de desmielinización.

Cuando este componente se destruye o se lesiona, la habilidad de los nervios para conducir impulsos eléctricos desde el cerebro a los órganos y viceversa se interrumpe y, en consecuencia, se dificulta la realización optima de diversas funciones y movimientos del organismo.

Causas

El porque de la esclerosis múltiple es desconocida, pero se sabe que tiene una base auto inmune, lo que quiere decir que el propio sistema inmune de la persona afectada actúa contra las células productoras de la mielina en sistema nervioso central.

Algunos estudios científicos apoyan una predisposición, genética a padecer la enfermedad, pero parece que sobre esta disposición actúan factores ambientales a los que las mujeres son más susceptibles y por ello, la enfermedad es más recurrente en ellas que en los hombres. Otros estudios han planteado la posibilidad de que la patología se desencadene por una deficiencia de vitamina D en el organismo, ya que se presenta con más frecuencia en países con escasa luz solar.

Diagnóstico

En la actualidad no existen pruebas específicas para detectar la esclerosis múltiple, de tal forma que la base del diagnostico continua siendo la clínica: la existencia de signos que indican la presencia de lesiones múltiples en el sistema nervioso central.

Para el diagnostico de forma definitiva se debe alizar la historia de dos brotes distintos, con los síntomas propios presentados durante mas de 24 horas, con una separación de un mes entre ellos.

Tratamiento y pronóstico

El objetivo del tratamiento medico es frenar su progreso y aliviar los síntomas y complicaciones. Así, para los brotes leves es posible que el medico recomiende la administración de corticoides por vía intravenosa, de tres a siete días. Un programa adecuado de rehabilitación proporciona beneficios tanto físicos como psicológicos para el paciente.

Síntomas

La esclerosis múltiple posee diversos síntomas como sensación de fatiga, pesadez o rigidez en las piernas, así como también adormecimiento, quemazón o sensación de hormigueo en las extremidades. También se presenta un aumento de la temperatura corporal, inestabilidad al caminar, falta de coordinación o torpeza. Perdida de la saturación del dolor, problemas de lenguaje y dolor al movilizar los ojos.