El Crossfit nace gracias al intercambio de ideas de una serie de expertos en fitness de estados unidos. Se trata de un método de entrenamiento [VIDEO] de fuerza y acondicionamiento que busca conseguir el dominio de las 10 capacidades físicas que son la resistencia cardiovascular, respiratoria, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, fortaleza, coordinación, agilidad, equilibrio y precisión. La actividad se caracteriza por contar con una amplia creatividad para formular variados ejercicios [VIDEO], movimientos funcionales y por alta intensidad que se debe imprimir durante el entrenamiento.

Es necesario tener conciencia sobre las altas exigencias de esta disciplina.

Por lo que se recomienda realizar un buen calentamiento, acompañado siempre de un estiramiento antes y después, y por su puesto buscar personas calificadas para su práctica.

El crossfit es para todos

Se adapta a cualquier nivel de condición física. Cualquier persona que goce de salud, ganas de mejorar su estado físico y que no posea algún impedimento físico pueden practicarlo, de hecho, en Europa y estados unidos existe un gran y nutrido grupo de gente de la tercera edad realizando crossfit.

Clases y duración

La metodología del entrenamiento es totalmente “empírica” y se basa en tres reglas claras: seguridad, eficiencia y eficacia, donde encontramos desafíos físicos aleatorios, es decir, eventos desconocidos e imprevistos, lo que es contrario a los regímenes de rutinas fijos y predecibles.

La duración de cada clase depende del atleta que está realizando la actividad, pero pueden varias entre 30 minutos, 45 minutos o 1 hora.

¿Cuántas sesiones hay?

Las sesiones pueden dividirse en tres partes. Primeramente se debe comenzar con un estiramiento, aumentando un poco el ritmo cardiovascular y haciendo ejercicios de técnica que ayudaran a conseguir nuestros objetivos y a aumentar la fuerza y potencia. Seguidamente del WOD o EDD se refiere al workout of the day o entrenamiento del día, es la parte más intensa del entrenamiento y donde se ejercita todo el cuerpo. Y por ultimo abdominales, estiramientos, y vuelta a la calma. Aquí se recupera el aliento, las pulsaciones se normalizan y se trabaja la parte central del cuerpo, finalizando nuevamente con el estiramiento.

Es aconsejable usar ropa cómoda, realizar calentamiento para evitar lesiones causadas por la falta de flexibilidad. Ingiere alimentos sanos, consume carnes, pescados, vegetales, frutos secos, y elimina las grasas y los azucares. Hidrátate bien con agua, no con café o té.

Respeta firmemente el momento de descansar y de recuperarse.

¿Por qué decirle que si?

El crossfit aumenta la capacidad de trabajo en diferentes momentos del entrenamiento. Al realizarlo al aire libre produce cambio positivo a nivel neurológico y hormonal. El crossfit aumenta la fuerza muscular, la cual va en consonancia con nuestro cuerpo. Por otro lado favorece la perdida de grasa porque generalmente se trabaja en forma de circuito. y por último, optimiza el desempeño cardiovascular e incrementa la fuerza y la resistencia.