Lo normal en Navidad es que los niños hagan una carta a Papá Noel/Santa Claus pidiendo regalos… juguetes que habrán visto en publicidad en la televisión, pero creo que de estas fechas tan importantes se puede sacar mucho más jugo.

¿Qué puedo regalarle a mi hij@ que sea bueno para él/ella?

No pasa nada si cambias alguno de los juguetes de la carta por otro que pueda serle a tu hij@ de más utilidad a largo plazo. Aquí te dejo algunas ideas (son juegos que en mi consulta nunca faltan):

  • Dobble: Sólo se repite un símbolo idéntico en cada una de las cartas y tienes que encontrarlo. ¡Puedes jugar de más de 5 maneras! Un juego de rapidez, atención selectiva, control de la impulsividad y memoria.
  • Memory: Un clásico, ¡un juego de memoria que divierte y engancha a todos! Un juego que agiliza tu mente.
  • Puzzle: Desarrolla la planificación, la atención, la memoria, el control de la impulsividad y la inteligencia espacial con el clásico Puzzle o Rompecabezas, que como su nombre indica, te hará pensar como el que más.
  • Cualquier juego de mesa en familia: Me vale casi cualquiera (La herencia de la tía Agatha, Hotel, etc.), pero un clásico que no debe faltar jamás es el Monopoly. Con este juego tu hij@ desarrollará la planificación, capacidad numérica y sobre todo las habilidades sociales y los lazos familiares.
  • Cuadernos de dibujo: Algo que no puede faltar nunca en la educación de un niño es la creatividad y la expresión emocional. Se pueden utilizar numerosos materiales, como por ejemplo, la plastilina, los disfraces, etc. pero pintar es algo muy sencillo (y barato) y que en general, a los niños les gusta. También me gusta mucho el Pictionary.
  • Torre Jenga: Que tus hij@s se lo pasen bien con sus amigos mientras desarrollan sus capacidades de planificación, control de la impulsividad, gestión de la frustración, inteligencia espacial y atención sostenida.

¿Qué hay de los regalos no materiales?

Como psicóloga, me parece una idea muy interesante realizar también una carta de deseos personales.

Creo que esto puede ayudar a los niños a madurar, a valorar lo que ya tienen, a aprender que no todo se puede obtener de forma inmediata… en definitiva, a valorar lo que de verdad importa y lo que de verdad le da sentido al espíritu navideño. Con la carta de los deseos además, podéis matar dos pájaros de un tiro si sois de los que os gusta encender Linternas volantes en esta época, y de alguna manera involucrar a los niños de la casa en este acto tan emotivo.

Regala a tus hijos juguetes sin género [VIDEO], juguetes que les enseñen a compartir, a relajarse y a desarrollar sus destrezas al máximo. En la actualidad existe una infinidad de variedad y seguramente os encontréis muchos otros juguetes maravillosos, pero espero que esta pequeña lista os ayude a la hora de elegir. #regalosdenavidad #psicologíainfantil