La Navidad es la época más bonita del año, pues en esta fecha se logra que se reúnan los familiares, incluso los que residen en otro lugar por cuestiones de trabajo. Es una temporada muy emotiva en la que la familia comparte y se siente que el tiempo se detiene y que nada podrá terminar con ese momento mágico familiar que se está viviendo. Generalmente llegan los nietos y emocionados esperan la llegada de Santa Claus para Noche Buena.

En la casa familiar ya se decoró con antelación colocando un gran árbol triangular que representa a la Santísima Trinidad por sus tres vértices con múltiples adornos que alegran el ambiente; también se colocó el Nacimiento, tradición iniciada por Santo Tomás en donde se representa el momento del nacimiento de Jesús y la visita de los tres Reyes Magos.

Las costumbres más típicas de esas fechas son llevar regalos a los niños, montar un pesebre y cantar villancicos, dependiendo cada cultura. También son las fechas en las que se celebra la Lotería Nacional

La Navidad es una fecha de importancia para los cristianos creyentes en Jesús, en la misma se celebra la natividad o nacimiento del hijo de Dios. Aunque Jesucristo no nació el 25 de diciembre, desde que Constantino se hizo cargo de la Iglesia estableció esa fecha por la celebración del Dios Sol de los romanos. Para cristianos preparados y de mente abierta no tiene la menor importancia que hayan cambiado la fecha, pues lo realmente relevante es celebrar que nuestro Salvador nació como un ser humano para predicar su evangelio de amor, con el cual nos mostró que el arma más poderosa que tenemos contra los seres de oscuridad es la oración, con su doctrina revolucionó la forma de pensar del mundo (tanto judio como pagano); 33 años después de su nacimiento cumpliría su misión final: morir en la cruz convirtiéndose en un sacrificio humano para calmar por un tiempo a los seres de oscuridad que se alimentan de sangre humana.

¡Él es nuestro Salvador!, se sacrificó por nosotros y nos dejó una arma poderosa para defendernos. ¿Acaso no es de admirarse todo lo que hizo por nosotros? Justo es que le brindemos un homenaje celebrando su nacimiento aunque sea en la fecha equivocada, ¿no creen? Y lo más importante es que permitamos que Él nazca en nuestros corazones todos los días de nuestra vida para que se cumpla su objetivo y efectivamente podamos salvarnos.

Además que se siente una gran paz interior al tenerlo en el corazón que encima de todo salimos ganando. ¿A poco Jesucristo no es lo máximo?

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!