3

Estos días de diciembre seguramente muchos los tendréis repletos de reuniones festivas, comilonas con amigos y familiares, etc., y lo que todo ello implica: nos pasamos en comer de más. A continuación les contamos una serie de trucos y consejos para poder llevar de la mejor manera posible estos días sin remordimientos y sin sentirnos mal porque nos hemos saltado "la dieta".

Lo primero, son días para disfrutar con tus seres queridos. No te amargues diciendo que no a todo tipo de comida y/o bebida que te ofrezcan. Disfruta con los tuyos. Relájate, disfruta el momento, son días para disfrutar y no amargarse con dietas. Si te apetece, adelante, hazlo y no te sientas mal después.

De nada sirve comer lo que te apetezca si luego vas a estar dos o tres días machacándote.

Disfruta el momento, come lo que te apetezca, mastica, saborea, cómete esos quesos, date un capricho algún día. No pases para luego no encontrarte mal, pero disfruta.

La Navidad está hecha para reunirse con gente, disfrutar de la compañía de tus seres queridos. Sí, lo sé, parece un cliché, pues deberíamos reunirnos no sólo para Navidad. Pero estos días son la mejor excusa para reunirse. Así que exprimamos estos días al máximo con los nuestros.

Si tienes mil compromisos estos días y no te apetece comer mal o comer fuera más de lo que venías comiendo porque estabas ya llevando unos días más healthy, más saludables en cuanto a alimentación y ejercicio, se puede seguir así. Que no cunda el pánico porque casi siempre hay otras opciones para seguir con esa vida más sana y, a continuación les facilitaré una serie de platos e ideas para ello.

Pues siempre se puede comer bien.

No te agobies con esas cenas de Navidad

En muchas cenas o comidas se realizan los menús en conjunto para grupos grandes, ¡que no te cunda el pánico! Tanto si estás a dieta, como si eres vegetariano o te sienta mal según que tipos de alimentos, no tengas miedo en salir de ese menú conjunto. Pide un menú aparte con lo que sabes que seguramente te va a sentar bien. Mira por ti, cuídate a ti mismo y disfrutarás mucho más del momento con los tuyos. Te lo recomiendo, te sentirás más equilibrado emocionalmente.

Siéntate al lado de la persona que consideres se cuida más

Otro consejo cuando vayas a estas cenas es que te sientes al lado de aquel que es más healthy, del que más se cuida, se preocupa más por nutrirse que por simplemente el hecho de alimentarse y comer por comer, del que come más despacio... en el hecho también de compartir entrantes o incluso el postre. Pues todo ello se contagia y lo vas a notar muchísimo. Sea por esto, sea por el apoyo moral, ayuda mucho.

Está comprobado.

Bebe agua y come despacio

Dos consejos en uno. Pues tanto uno como otro te van a permitir sentirte más saciado. En muchas ocasiones esa sensación de hambre se apaga bebiendo agua, porque en realidad lo que nos ocurría era que teníamos sed. Beber agua, ir bien hidratados sobre todo en esos días que salgáis fuera a cenar para aplacar esa sensación de hambre. Por otro lado, comer despacio también te hace sentirte más saciado e incluso todavía lo disfrutas más tanto si son cosas que sueles comer en el día a día como lo novedoso. Saborea la comida porque la comida está para saborearla.

Otro tip u otro consejo es que le echéis un vistazo a las enzimas digestivas. Las enzimas digestivas te ayudarán a llevar mejor la hinchazón después de una comida copiosa o una comida que no estabas acostumbrado a comer por esa novedad que ya he mencionado antes. Estas enzimas se toman antes de estas comidas para saber hacerlas mejor frente. Sobre todo en esas situaciones en las que salimos fuera y no depende tanto de nosotros en que nos puedan sentar unas cosas mejor que otras, etc. Un ejemplo que he visto en muchas otras personas y que ha sido recomendado por el digestivo, así que no hay que preocuparse.

Por otro lado, junto a una buena alimentación, si queremos seguir sanos de verdad, hay que complementar estos buenos hábitos con el ejercicio físico. Sí, lo sé, se que muchos centros deportivos cierran por estas épocas. Pero no hace falta apuntarse al gimnasio para hacer ejercicio físico. Yo siempre digo que la calle es el mejor gimnasio que puedes tener. Las calles siempre las tienes abiertas. Sal a caminar, solo o acompañado. Si vas acompañado, perfecto; te servirá para sociabilizar y pasar un buen rato, conectarte con esa persona. Si vas solo ponte los cascos y escucha música o escucha un audiolibro. Como digo siempre, la mejor inversión que vas a realizar en tu vida es aquella en la que inviertes ti mismo: tanto a nivel mental como físico. Cultiva tu cuerpo y tu mente siempre que puedas, no lo dudes. Salir a caminar una hora al día ayuda muchísimo, tanto para hacer bien la digestión como para mantenerte activo y en movimiento. Es el mejor ejercicio tanto para mantener tu corazón sano como para bajar los niveles de azúcar en sangre. Si quieres ir un paso más allá y no te basta sólo con caminar, aquí te dejamos los mejores deportes para adelgazar la tripa [VIDEO] [VIDEO].

Los seres humanos estamos hechos para movernos, no para estar sentados. Así que ¡actívate!

Menús recomendados para Navidad

No hay unos menús específicos para comer estas fiestas y no engordar. Tampoco te voy a recomendar que los días de antes, o de después, no comas para tratar de compensar. ¡Destierra esos pensamientos de tu mente!

Como ya he dicho al comienzo de este artículo, lo primordial es que disfrutes de la comida y de la compañía de esta época del año. Es una reunión con tu gente. Un día más del año. Trata de llevarlo de la mejor manera posible. Con naturalidad. E incluso te voy a recomendar que antes de ir a una comida o cena, salgas de casa bien alimentado para que cuando llegues al sitio no pienses en la comida y no la engullas con ansiedad. Otro truquillo es servir platos pequeños y no repetir.

Opciones de menús más saludables tanto si salís fuera como si os quedáis en casa:

Como desayunos saludables [VIDEO] y sin remordimientos de saltarse la dieta, ya se publicó en Blasting una entrada, haga clic aquí. [VIDEO]

El snack o entrante más saludable que más me gusta y que más me gusta recomendar: fingers de queso junto con una mermelada sin azúcares añadidos es uno de mis snacks y entrantes favoritos. Aparte de un buen jamón, por supuesto. Para este snack necesitáis: un huevo y un puñado de avena (o harina de avena); y resulta tan sencillo como "pringar" en huevo, rebozar en avena y hacer en una sartén (o al horno) unos minutos vuelta y vuelta. Y está ¡Delicioso! Y como los típicos, a mi me encantan con mermelada de fresa.

Si vais al Foster Hollywood, la ensalada California es la mejor opción (y siempre con el aliño de salsas aparte), realizada con pollo empanado en trozos, bacon crujiente, mezcla de quesos rallados y tomate entre una mezcla de diversas lechugas. Luego la hamburguesa os aseguro que os sentará mejor.

Y como postre, os quiero recomendar uno realizado a base de kéfir que no es nada ácido y es la mejor opción de yogurt que he encontrado en el supermercado, trocitos de banana bread, onzas de chocolate negro más del 70%, granola ecológica y copos de maíz sin azúcares y mucha crema de avellanas. O simplemente un yogurt natural con los toppings de los frutos secos que más te gusten.

Hay mil opciones de menús, pero lo importante es el sentido común y la cabeza. De todas formas, el mejor consejo de todos es no obsesionarse con la comida.

¿Comenzamos una cadena de un estilo de vida más saludable y nutritivo?

Espero vuestros comentarios.

Artículos relacionados: ¿Cómo celebran el fin de año en las diferentes capitales europeas? [VIDEO]