Es importante que desayunemos. Mucha gente comenta que no desayuna porque piensa que esto le ayudará a adelgazar [VIDEO].

Pero el no desayunar causa el efecto contrario, ya que lo que ocurrirá es que nuestro metabolismo se ralentizará, bajará la quema de grasas y además nos provocará tanta hambre a la hora de comer, que hará que ingeramos mucha más cantidad de alimento.

La importancia del desayuno

No ocurre nada si alguna vez o de vez en cuando no desayunamos, pero no debemos tomarlo por costumbre [VIDEO]. Si nos saltamos el desayuno de manera habitual, aparte de provocarnos estreñimiento y hacernos engordar, nuestro cuerpo acumulará en forma de grasa todo lo que podamos ingerir [VIDEO] en la siguiente comida.

Esto ocurre como defensa a nuestro organismo ante la inseguridad de no saber cuando volverá a recibir alimento. Además, sin nuestro desayuno no tendremos fuerza, energía, ni la vitalidad suficiente para afrontar la mañana, haciendo que nuestro cuerpo se resienta.

Calorías que necesitamos en el desayuno

El desayuno debe aportar del 25 al 30 por ciento de las calorías consumidas al día. Evita la bollería industrial y los dulces, pues hoy en día se sabe que el azúcar [VIDEO] no es nada saludable.

Por ejemplo, un croissant puede contener dependiendo del tamaño, unas trescientas o cuatrocientas calorías. Además este tipo de bollería [VIDEO], te deja satisfecho en el momento pero te eleva muy rápido la insulina y al poco rato tienes hambre otra vez.

Si en el desayuno te apetece tomar cosas dulces, cambia la bollería industrial por otras cosas como frutas naturales o desecadas, yogures con miel, etc...

Los mejores desayunos para adelgazar

El primer desayuno que aconsejo es una taza de leche desnatada o café verde, un zumo de naranja natural, una o dos rebanadas de pan integral con jamón de pavo y un kiwi. Como veis es un desayuno muy completo y no le faltan ni proteínas, ni carbohidratos, ni fruta.

Otras manera fantástica de iniciar la mañana sería tomar un yogur desnatado con cereales integrales y sin azúcar, dos rodajas de piña y melón, un vaso de zumo de zanahoria y manzana y doce almendras.

Consumir plátano para desayunar es una elección [VIDEO] perfecta, sobre todo porque su contenido en potasio alimentará nuestro cerebro de forma natural [VIDEO]. La mejor manera de hacerlo es batiendo medio plátano, 100 ml de zumo de naranja natural y dos gotas de esencia de vainilla.

Estos tres desayunos, son unos muy buenos ejemplos [VIDEO] para llevar a la práctica. Pero no te limites sólo a ellos, juega con tu imaginación e intenta elaborar tus propios menús para desayunar. Por ejemplo, tambien son perfectos para desayunar los huevos ya sean en tortilla o cocidos, así que prueba a añadirlos a tu desayuno. Y recordad asistir a un especialista en caso de padecer algun problema de Nutrición o de tiroides.