Las caries [VIDEO] son las peores pesadillas de adultos y jóvenes. Quizás no tanto por la caries misma sino más bien por el taladro que tiene el odontólogo [VIDEO]. Sin embargo, vale la pena dejar el miedo atrás e ir al odontólogo, una caries pudiera terminar incluso con tu Vida.

Que son las caries

Algunas bacterias que se alojan en la superficie de los dientes segregan ácidos corrosivos. Si tenemos una higiene dental deficiente, o usamos una crema dental no calificada pudiéramos con el pasar del tiempo propiciar una destrucción del tejido de los dientes.

¿Es necesario ir al odontólogo?

Aunque muchas personas pueden tener sus propias ideas y opiniones, la respuesta es sí.

Una caries puede destruir los dientes, ocasionar dolor e inflamación si la infección llega a los nervios interiores y entonces hasta se formaría un absceso. Lo que hubiera sido una sencilla erradicación de una caries ahora se convierte casi en una operación. Algunos métodos para salvar el diente son complicados y al final hay que extraer el diente, es decir empieza la cuenta regresiva, un diente menos y así sucesivamente. Se ha sabido de bacterias que entran a los huesos o hasta el corazón por culpa de una caries no tratada.

Cómo saber si tengo caries

Si no somos odontólogos lo más probable es que no sepamos cuando tenemos caries. De manera que lo mejor es ir al odontólogo varias veces al año. Si ha pasado el tiempo y no hemos ido y tenemos algún dolor en la boca, más rápido deberíamos ir.

Lo más probable es que tengamos caries. La mayoría consumimos azúcares presentes casi que en cualquier alimento. Estos azúcares son consumidos por bacterias que están las placas de los dientes y el ácido que producen es el agente destructor de los dientes.

¿Se puede prevenir la caries?

Claro que se puede. Como mencionamos al principio, cada quien tiene ideas y a muchas personas no les gusta que les digan lo que deben o no deben hacer. Aquí es donde se necesita algo llamado humildad. Reconocer que hay personas que saben más y que la Medicina ha avanzado y la mayoría de las conclusiones son producto de estudios.

  • Por ejemplo, por lo mínimo debemos cepillarnos 2 veces al día, 3 serían mejor, más de 3 pudiera no ser conveniente aunque cada caso es particular, como es el de los que tienen aparatos en la boca o cosas así, pero más bien nos referimos a un rango común.
  • Usar el hilo dental pero con cuidado de no lastimar a las encías.
  • Utilice cremas dentales reconocidas y avaladas por las autoridades mundiales en la materia.
  • Averiguar si está percibiendo la cantidad recomendada de flúor. (por lo general el agua para beber por normas gubernamentales contiene flúor). Las cremas dentales indican si lo contienen. La sal también tiene cantidades de flúor.
  • Visitar al odontólogo varias veces al año. No le tengas miedo al taladro, hoy día se usa anestesia si lo amerita.
  • Cuando ingiera azúcares cerciórese de que en la boca no le quedaron restos de lo que se comió. Una opción más práctica es comer los dulces con las comidas y no solos.