2

No te culpes, son muchas las pastas de dientes que se comercializan en la actualidad y así debe ser para cubrir las demandas de los distintos segmentos de mercado. Un niño, un anciano o un adulto con ortodoncia no necesitan el mismo tipo de dentífrico. Ahora bien, ¿sabemos cuál es el que más nos conviene?

Las recomendaciones de los expertos

De acuerdo con el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos, y aunque parezca obvio, antes de nada debemos determinar el estado de salud de nuestra boca para decantarnos por la pasta ad hoc. En caso de duda, lo más recomendable es siempre acudir al dentista para conocer su valoración.

Dado que la caries es la patología bucal más extendida, si tu boca no presenta mayores contrariedades, deberías optar por un dentífrico anti caries con 1.500 partículas por millón (ppm) de flúor.

De este modo, garantizarás que el esmalte quede protegido frente a la proliferación de las bacterias responsables del sarro [VIDEO], además de remineralizar y fortalecer la superficie del esmalte.

En el caso concreto de los niños [VIDEO], hasta los 6 años de edad no se deben sobrepasar las 1.000 ppm de flúor, ya que tienden a tragarse la pasta y el exceso de flúor podría enfermarlos.

A los bebés también hay que limpiarles los dientes con un dedal de silicona y agua. La salida de los primeros dientes es un buen momento para ir introduciéndolos en las correctas rutinas de higiene. La dosis de dentífrico no debe superar el tamaño de un grano de arroz. De los 3 a los 6 años la dosis será similar a un guisante y 1.000 ppm. A partir de los 6 años, 1.450 ppm con el tamaño de un guisante.

¿Eres de los que se enjuagan con agua después de cepillarse los dientes? Si es así, tu higiene bucal queda a medias, ya que lo correcto es escupir la pasta para no neutralizar el efecto del dentífrico.

Si ves las estrellas cada vez que tomas algo frío o caliente, esto es debido a que tu esmalte está desgastado y el nervio está cada vez más próximo a la superficie. Necesitas una pasta para la sensibilidad dental que tapone los poros de la dentina.

Las enfermedades periodontales como la gingivitis, que comienzan con la inflamación de las encías y el sangrado, pueden degenerar en la pérdida de las piezas dentales. Para mitigarlo recurre a las pastas que combinen la composición a base de flúor con antisépticos como el triclosán. Eso sí, no las utilices más de 15 días seguidos. Si el problema no remite o no mejora, acude al odontólogo cuanto antes.

Si padeces sequedad bucal, mal aliento o llevas ortodoncia en el mercado existen pastas específicas para estas situaciones.

¿Funcionan las pastas blanqueadoras?

En opinión de los expertos su acción en muy limitada para el común de los mortales, ya que están diseñadas como apoyo a los tratamientos odontológicos de blanqueamiento dental realizados en clínica.

Aunque te suene a tópico, el mejor blanqueante es la higiene diaria evitando el abuso de alimentos ácidos, que tiñen la dentina, como el café, el té o el vino [VIDEO]blanco, entre otros. Y no olvides realizar, al menos, una visita al año a tu dentista para examinar el estado general de tu boca. Él sabrá asesorarte sobre la pasta que mejor te viene.

¿Preparado para sonreír? #Boca sana #Elige dentífrico #Cepillado diario