Cuando queremos perder peso, lo primero que tenemos que hacer es disminuir el consumo de alimentos con muchas calorías y cambiarlos por otros más nutritivos que sacien y quiten el apetito.

Alimentos que llenan y tienen pocas calorías

Cuanto más tiempo permanezca el alimento en el estómago, más tiempo tendremos la sensación de estar llenos y sin hambre, así que debemos tomar los que tienen muchos nutrientes como en el caso de las proteínas y las grasas saludables.

Alimentos con proteínas son los huevos, el pescado, la carne, el marisco, soja y derivados, cereales integrales, legumbres, frutos secos, semillas y productos lácteos.

Por otro lado están los alimentos con grasas saludables como el aceite de oliva, el aceite de girasol, el maiz, el pescado, aguacate, frutos secos, semillas, coco y legumbres.

También es importante tomar alimentos ricos en fibra y alimentos crudos como la fruta y las verduras, ya que permanecen más tiempo en el estómago y hace que la digestión sea más lenta dejándonos saciados. Por el contrario, si tomamos comida muy cocinada o muy cocida, se digiere enseguida y tendremos hambre poco tiempo después.

Debemos tomar avena o cualquier otro cereal integral aunque sea en el desayuno, ya que estos mantendrán nuestros niveles de glucosa estables.

Las ensaladas son excelentes para nuestra dieta

Es buenísimo tomar ensaladas, además podrás comer un plato grade sin que esto nos perjudique ya que tienen muy pocas calorías, mucha fibra y mucha agua. Pero cuando tomes una ensalada, recuerda no acompañarla con productos calóricos.

Una muy buena idea es comer despacio. Si comemos muy rápido tardaremos más en saciarnos, ingeriremos más cantidad y no conseguiremos bajar de peso. [VIDEO] Por lo tanto cuida como comes para no tener la sensación de explotar. [VIDEO]

Comidas ideales para una semana de dieta

Estos alimentos podréis combinarlos [VIDEO]de la manera que más os guste, o sustituirlos por otros de similares características.

El lunes empezaremos comiendo una ensalada con 100 gramos de pasta, 100 gramos de magro de cerdo o pavo, una lata de atún o media de guisantes y una fruta o café. Continuaremos el martes con un salmorejo, una ensalada de garbanzos, rúcula, atún y huevo y una fruta.

Para el miércoles pechuga de pollo a la plancha, un poco de arroz hervido (si es integral mejor) y patata cocida de guarnicion, de postre fruta o café. Si le echáis leche al café, que sea desnatada o de soja. Podremos comer el jueves con un plato de lentejas estofadas sin ningún tipo de carne magra, sólo con verduras y un chorro de aceite de oliva virgen, de segundo un puñado de nueces, tres mandarinas y una infusión o café.

Un filete de lenguado a la plancha, una patata cocida y una fruta podrían ser la comida del viernes. Brochetas de pollo, ensalada de tomate y fruta para el sábado y acabamos la semana con un filete de ternera a la plancha, verduras de guarnición y una fruta.

Esto es sólo el ejemplo de como podríais alimentaros [VIDEO]en las comidas durante una semana. Recordad que podéis combinar estos alimentos como más os guste y por último tened constancia y paciencia y veréis como tu meta para adelgazar se convertirá en un triunfo [VIDEO].